¿Por qué las cebollas te hacen llorar?

Cebolla. / Pexels.com.
Cebolla. / Pexels.com.
Las cebollas a la parrilla, fritas, caramelizadas o crudas siempre proporcionarán un sabor asequible, pero ¿por qué debemos llorar en el proceso?
¿Por qué las cebollas te hacen llorar?

Las cebollas preparan prácticamente cualquier plato. Crudas, agregan un bocado a tu ensalada o sándwich; caramelizadas, agregan una dulzura sabrosa a cualquier plato caliente. Realmente, ¡hay muy pocos platos a los que no agregaríamos un poco de cebolla! El único problema viene cuando las cortas.

La respuesta breve tiene que ver con los "productos químicos inestables". Pero eso también podría proporcionarse como una respuesta simplificada a la pregunta "¿por qué ocurre la fisión nuclear?". Entonces, se necesita un poco más de contexto. 

Identificar el químico inestable preciso responsable de convertir tus conductos lagrimales en toboganes de agua ha sido un proceso largo con el desarrollo más reciente hace solo 17 años. Originalmente, se creía que la aliinasa, una enzima que también se encuentra en el ajo, era la culpable, pero cualquiera que haya picado ajo dirá dos cosas acerca de los bulbos sabrosos: Primero, que lo protegen de los vampiros; y segundo, que no te hacen llorar. Entonces, ¿por qué las cebollas te hacen llorar pero el ajo no?

La teoría del llanto de la cebolla se ha reducido a dos químicos: syn-Propanethial-S-oxide, un irritante que estimula las glándulas lagrimales de los ojos, que liberan lágrimas; y factor lagrimeo sintasa. El último culpable es una enzima poco conocida que fue descubierta gracias a varios estudios japoneses alrededor del año 2002. 

Según la Biblioteca del Congreso de EEUU, el proceso químico es el siguiente:

1. La sintasa de factor lagrimal se libera al aire cuando cortamos una cebolla.

2. La enzima sintasa convierte los aminoácidos sulfóxidos de la cebolla en ácido sulfénico.

3. El ácido sulfénico inestable se reorganiza en syn-Propanethial-S-óxido.

4. syn-Propanethial-S-oxide llega al aire y entra en contacto con nuestros ojos. ¡Las glándulas lagrimales se irritan y producen lágrimas!

Todos estos irritantes se liberan en mayor volumen si eliges usar un cuchillo sin filo porque usar una cuchilla roma es como cortar la pared celular de la cebolla con un bate de béisbol, causando daños excesivos y liberando químicos adicionales. Un cuchillo afilado proporciona precisión quirúrgica, menos daño a la pared celular y, a su vez, menos químicos liberados. ¡Voilà! Una experiencia de cocina sin lágrimas (a menos que quemes la comida, por supuesto).   @mundiario

 

 

¿Por qué las cebollas te hacen llorar?
Comentarios