Carnes procesadas: un daño inevitable para el intestino

Carne roja. / Mundiario
Carne roja. / Mundiario

Las carnes industriales procesadas son el primer tipo de alimentos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en la lista de cancerígenos humanos probados.

Carnes procesadas: un daño inevitable para el intestino

Uno de los tipos de cáncer más frecuentes es el colorrectal.  Pero esto no es una novedad, pues, desde hace tiempo se conoce que las carnes procesadas industrialmente contienen compuestos cancerígenos. Esto se debe a los conservantes que contienen las carnes de la charcutería, tales como los perros calientes, el tocino, las salchichas, entre otras, que forman nitrosaminas, es decir, que tienen la potencialidad de unirse ciegamente a nuestro material genético y producir mutaciones en el ADN.

Esta peligrosidad mutagénica se ve forzada por la presencia de otros agentes cancerígenos de estos productos, en especial las aminas heterocíclicas, así como los hidrocarburos aromáticos policíclicos, que se forman a partir de la cocción de la carne.

Carnes rojas y cáncer colorrectal

Hasta ahora, se ha comprobado que quienes consumen cantidades significativas de carnes procesadas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer colorrectal; por ejemplo, comer 50 gramos de carnes frías, como una salchicha de perro caliente, al día, aumenta el riesgo de padecer este tipo de cáncer hasta en un 18 %.


También te puede interesar:

Los peligros de las carnes frías


La recomendación del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer es la de limitar el consumo de carne roja y de embutidos, a menos de 500 gramos por semana. Se debe recordar que, originalmente, la carne de vacuno se alimentaba de pastos como el trébol o la alfalfa, pero hoy en día se engordan con maíz y soja para acelerar su crecimiento, por lo que su carne contiene el doble de grasa que los animales alimentados con hierbas.

Igualmente, además de la reducción del consumo de carnes rojas y charcutería, se recomienda consumir verduras, ejecutar alguna actividad física y dormir el tiempo necesario para mantener un buen control en el peso.  @isbe_inspira en @mundiario

Carnes procesadas: un daño inevitable para el intestino
Comentarios