Cafetera y pan: por qué el desayuno es clave

Desayuno. / LB
Desayuno. / LB

¿Qué alimentos debería incluir un buen desayuno? Aquí te los nombramos.

Cafetera y pan: por qué el desayuno es clave

Al igual que dice el famoso dicho, el desayuno debe ser considerado comida de reyes. Es la comida principal del día, la base de nuestra energía para las actividades diarias. Aunque muchos de nosotros nos contentamos sólo con una Cafetera que nos prepare un delicioso  café expresso, con leche o batido, la realidad es que consumir únicamente una bebida es una de las formas menos convenientes de iniciar nuestro día.

Una de las mejores formas de iniciar nuestro día no solo incluye preparar una deliciosa bebida en nuestra Cafetera favorita, sino que también es necesario incluir otros grupos alimenticios que nos brinden la energía suficiente para que nuestro cuerpo pueda hacer sus labores diarias. En este sentido, una de las mejores comidas para consumir es el pan.

Beneficios de la Cafetera y el pan en el desayuno

Todas las mañana suelen ser jornadas de apuros ya sea para salir a trabajar, ir a la universidad o llevar a los chicos al colegio. Una herramienta útil para organizar tu desayuno y el de tu familia, será la Cafetera sin preocuparte en que se estropee el café y asegurando un buen aroma de buenos días para todos.   

El pan es un hidrato de carbono el cual al ser ingerido se convierte en glucosa, la principal fuente de energía para nuestro cuerpo. Además, no sólo brinda hidratos de carbono a nuestro cuerpo. También, según el tipo de pan que elijamos, nos aporta vitaminas, proteínas, minerales y fibra.

A pesar del bien que genera este tipo de alimentos en nuestro cuerpo, en la sociedad actual los hidratos de carbono no se encuentran bien vistos, en base a la moda impuesta de que este grupo de alimentos es el causante del sobrepeso y la obesidad. Sin embargo, estas afecciones del cuerpo no sólo con causadas por un grupo alimenticio, sino que se deben a un conjunto de diferentes factores.

La Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina explica,  en base a las investigaciones y consultas con diversos profesionales de la salud, cuáles son algunas circunstancias que influyen en la obesidad y el sobrepeso. Entre ellas se destacan la vida sedentaria y la falta de actividad física, un consumo excesivo de azúcares y grasas, consumir porciones muy grandes, y diversos factores genéticos y psicológicos.

Debido a esto, es imposible pensar una dieta sin hidratos de carbono, ya que son los principales impulsores de nuestro cuerpo para que podamos hacer toda nuestra rutina.

Mujer practicando ejercicio.

¿Qué alimentos debería incluir nuestro desayuno?

Un desayuno completo debería incluir una infusión (café, té, mate, tanto caliente como frío), la cual sirve para hidratar nuestro cuerpo luego de la noche, un alimento lácteo (quesos, yogur, leche o ricota), una fruta o un jugo de diferentes frutas para incorporar vitamina C y azúcares, y pan o algún otro hidrato de carbono (galletas, cereales, avena, etc).

Es importante destacar que el pan puede ser blanco o integral, y puede estar o no tostado, ya que en cualquier caso sigue brindando los mismos beneficios a nuestro organismo, con la diferencia de incluir en mayor o menor medida fibras.

Para muchos de nosotros, un desayuno tan completo puede implicar mucha comida, ya que nuestro cuerpo está acostumbrado a ingerir pocos nutrientes por la mañana. Sin embargo, el cambio en la alimentación es posible, ya que nuestro cuerpo puede cambiar de hábitos sin problemas.

En caso de que no sea posible acostumbrarse a tan completa alimentación por la mañana, el desayuno también puede desdoblarse en una colación a media mañana. De esta forma, al consumir los alimentos en diferentes horarios el cuerpo no siente sensación de pesadez. Además, el incorporar una “colación” a media mañana también fomenta que lleguemos con menos hambre al almuerzo, por lo cual nuestras porciones podrán ser más pequeñas.

La saciedad también es una excelente forma de controlar nuestro peso, ya que al no tener hambre evitamos alimentarnos con comidas que pueden ser perjudiciales para la salud

Un buen desayuno.

¿Con qué podemos acompañar el pan?

Existen muchos acompañantes ideales para el pan en el desayuno. Según nuestros gustos, es posible combinar el pan con alimentos dulces o salados, tales como:

  • Huevo revuelto

  • Palta, queso y aceite de oliva

  • Queso crema, arándanos y frutillas o frambuesas

  • Fetas de melón y nueces picadas

  • Mantequilla de maní y banana

  • Jamón y queso

  • Aceite de oliva y ajo

  • Queso crema y salmón

  • Ricota, higos y semillas

 

Las combinaciones para el desayuno son infinitas: algunas más simples, otras más complicadas, pero todas nos darán la saciedad y la energía que necesitamos para sentirnos bien por todo el día. ¡Sólo hay que probar y notar la diferencia!

 

Cafetera y pan: por qué el desayuno es clave
Comentarios