9 maneras de hacer que tu hábito de tomar café sea más saludable

Mujer tomando café. Pexels
Mujer tomando café. Pexels

Obviamente, la opción de dejar el café no está sobre la mesa. Aquí le damos una vuelta al asunto y pensamos en algunas formas de convertirlo en un hábito más saludable. 

9 maneras de hacer que tu hábito de tomar café sea más saludable

Vamos al grano con las cosas que puedes hacer para que tu ritual matutino sea mucho más saludable. 

  1. No desayunes solo café

Llegas tarde al trabajo y te las arreglas para beber una taza antes de dirigirte a tu primera reunión, pero al mediodía tu estómago gruñe y te das cuenta de que olvidaste por completo desayunar. Aunque beber café es saludable, puede suprimir el apetito y algunas personas lo usan como un reemplazo de las comidas. 

Las propiedades estimulantes del café pueden enmascarar el hecho de que estás comiendo poco, pero es solo temporal. Un buen cuidado personal significa comer lo suficiente, no solo obtener un subidón de cafeína.

  1. Dale una oportunidad a prueba de balas

El café a prueba de balas se considera una versión "más saludable" del café porque tiene mantequilla y aceite de coco, que contiene grasas de cadena media que, según se ha demostrado en estudios, tienen un efecto beneficioso sobre los lípidos en la sangre: reducen los triglicéridos y aumentan el colesterol bueno (HDL). 

Las grasas de la mantequilla y la leche de coco son una excelente combinación para tener energía por la mañana. Le darás a tu café un sorbo que te mantendrá activo hasta la hora del almuerzo, además obtendrás todos los nutrientes adicionales.


Quizá también te interese: 

Así es como el café puede afectar tu respuesta inflamatoria


  1. Averigua si realmente te gusta el café

¿Recuerdas la primera vez que tomaste una taza de café? Podría haber sido amor al primer sorbo, o podrías haberlo soportado. De cualquier manera, asegúrate de que realmente te guste el café o si sólo lo estás usando como una curita para los malos hábitos de sueño. 

El café es un estimulante, pero trabajar hacia un patrón de sueño normal hará que la vida sea mucho mejor que la cafeína. Si estás usando café para sobrevivir con un sueño inadecuado, tu cuerpo y tu mente todavía están cansados ​​y aún no estarás en tu mejor forma física y mental. El sueño inadecuado crónico aumenta las hormonas del estrés y contribuye a muchos problemas de salud.

Si estás durmiendo lo suficiente pero te estás quedando atrás, verifica que estés tomando tu café en el momento adecuado.

  1. Agrégale canela

Si Starbucks es tu cafetería favorita, es probable que hayas visto la canela en el mostrador de la leche cuando vas a retirar tu café. La próxima vez, aprovecha y dale una oportunidad.

La canela puede hacer que tu bebida sea aún mejor para ti, gracias a sus propiedades antioxidantes y otros beneficios. Se ha demostrado que la canela reduce el azúcar en la sangre en muchos estudios clínicos. Agregar especias suma antioxidantes y dulzura sin calorías, lo que ayuda a reducir el azúcar que podría agregar al café. 

  1. Usa solo agua filtrada

Podrías pensar que, dado que hervimos el agua para preparar café, no tienes que preocuparte si está filtrada o no. Pero lo que no sabes es que el agua filtrada es una opción inteligente, no solo por el sabor, sino también por la salud. 

El agua filtrada asegura que no haya metales pesados ​​no deseados como plomo o cobre, que podrían encontrarse en tuberías viejas. El agua del grifo también contiene muchos subproductos de la desinfección con cloro que pueden ser dañinos a largo plazo. También debes evitar usar agua de pozo a menos que haya sido analizada para detectar contaminantes.

  1. Haz lattes en casa, no en Starbucks

Cuando pides un café con leche en Starbucks, probablemente has visto cómo el barista limpia el vaporizador antes de preparar una nueva taza. Esto está destinado a combatir las bacterias, pero es posible que obtengas algo adicional en tu bebida que probablemente no quieras. 

Lo que no te das cuenta es que la solución desinfectante termina en tu leche espumada. No es una tonelada, pero hay una pequeña cantidad en esa varita por cada jarra con espuma. Entonces, evitar los lattes comprados es una buena opción si eso te preocupa. 

Si no puede deshacerse de su hábito de Starbucks, pruebe una de sus bebidas más saludables.

  1. Utiliza siempre filtros de papel

Una de las maneras más fáciles de asegurarte de que tu café se prepare de manera saludable es considerar cómo lo estás filtrando. Esos filtros reutilizables pueden ser tentadores, pero usar filtros de papel reciclable tiene una ventaja adicional para tu nutrición. 

Filtrar el café con papel elimina dos compuestos, el cafestol y el kahweol, que elevan los niveles de colesterol total y colesterol malo.

  1. Considera tu conciencia

Cuando se trata de café, piensa más allá de la taza. Bebe limpio y con conciencia: elige café de comercio justo o con otras certificaciones que ayuden a los agricultores a mejorar sus condiciones de vida. Piensa un poco en el empaque involucrado en el café de una sola porción. 

  1. Omite los jarabes y vuélvete orgánico

Podrás pensar que el jarabe de vainilla sin grasa y sin azúcar es una opción saludable, pero el bajo contenido calórico no siempre se traduce en beneficios para la salud. Es mejor dejar los edulcorantes por completo si puedes, pero si no es así, sé muy exigente con los aditivos que estás agregando en tu taza.  

Elige crema orgánica para tu café o haz tu propia leche alternativa de avena o nueces. Las cremas a menudo tienen sabores artificiales, edulcorantes y otros aditivos, por lo que es mejor usar leche o crema orgánica con azúcar moreno orgánico.  @mundiario

 

 

9 maneras de hacer que tu hábito de tomar café sea más saludable
Comentarios