Buscar

MUNDIARIO

8 pescados que debes evitar pedir en restaurantes

El pescado se considera uno de los alimentos más saludables que existen, pero no todos los peces son iguales.
8 pescados que debes evitar pedir en restaurantes
Tartar de atún rojo
Tartar de atún rojo

Sara Rada

Periodista.

Para asegurarte de tomar las mejores decisiones, evita pedir estos tipos de pescado cuando salgas a comer a un restaurante:

1. Atún de aleta amarilla

El atún aleta amarilla capturado más cerca de lugares más industrializados de América del Norte y Europa puede transportar 36 veces más contaminantes que el atún capturado en lugares más remotos, encontró un estudio reciente del Instituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de California, San Diego. 

Estos contaminantes incluyen pesticidas, retardantes de llama y bifenilos policlorados (PCB). En lugar de pedir atún aleta amarilla, opta por el atún blanco o barrilete, que contienen niveles más bajos de contaminantes. Si vas comer aleta amarilla, asegúrate de pescarlo en algún lugar del Océano Pacífico occidental en lugar del noreste del Océano Pacífico o el noreste del Océano Atlántico. 

2. Atún rojo

Es posible que sientas la tentación de pedir atún rojo en un restaurante japonés, pero es posible que desees volver a pensarlo. El atún rojo se ha sobrepescado, por lo que debemos darle tiempo a esta especie para que se recupere. El atún rojo del Pacífico está especialmente amenazado de extinción, pero el atún rojo del Atlántico también está en peligro, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Evita el atún rojo y, en su lugar, busca el vientre de atún blanco, que tiene un rico sabor y es mucho más sostenible.

3. Bagre vietnamita (Pangasius)

Este es un pescado blanco barato que comienza a aparecer en muchos menús en los restaurantes estadounidenses. Estos peces de cultivo producen grandes volúmenes de desechos que contaminan las aguas locales, y a menudo reciben muchos antibióticos. Un estudio del Journal of Food Science and Agriculture también encontró que entre el 70 y el 80 por ciento de los peces de panga muestreados estaban contaminados por Vibriobacterias, que es lo que causa la mayoría de los casos de intoxicación por mariscos. 

Para empeorar las cosas, este pescado a menudo se etiqueta como lenguado o mero en el menú cuando en realidad es bagre vietnamita, por lo que no siempres te das cuenta de que lo estás comiendo. Si tienes que comer bagre, pide uno criado en el país. Todavía está cultivado, pero no estará tan contaminado como el bagre importado. 

4. Salmón atlántico cultivado

Los peces criados en granjas se crían en condiciones sucias y se les da un alimento procesado con alto contenido de grasa para producir peces más grandes. Los peces reciben antibióticos para resistir las infecciones generalizadas en sus entornos abarrotados junto con la adición de fungicidas y herbicidas. Se descubrió que el salmón de cultivo contiene químicos tóxicos como el metilmercurio y las dioxinas. 

Un estudio publicado en la revista Science incluso encontró que las concentraciones de PCB en el salmón de cultivo eran ocho veces más altas que en el salmón salvaje. Siempre asegúrate de que tu salmón sea capturado en el medio silvestre, no criado en granjas. Es más rico en ácidos grasos omega-3, tiene menos grasas saturadas y contiene productos químicos mucho menos tóxicos.

5. Pez espada

Al igual que el atún, los peces más grandes como el pez espada tienden a ser ricos en mercurio. Debido a que el pez espada es un pez depredador grande, consume otros peces más pequeños que también están contaminados con mercurio. En lugar de peces como el pez espada o el tiburón, opta por peces más pequeños como las sardinas, el lenguado y la trucha, que tienden a tener los niveles más bajos de mercurio. 

6. Bacalao del Atlántico

Al comer bacalao, debes asegurarte de tener cuidado con el origen del pescado. El stock de bacalao atlántico está disminuyendo, y para preservarlo, debemos dejar de comprarlo para que se pueda reponer el suministro. Evita el bacalao criado en el Atlántico y busca el bacalao del Pacífico, especialmente el bacalao de Alaska, que es más abundante y está mejor administrado. Tiene un sabor suave que toda la familia disfrutará, y cuando se atrapa con anzuelo y línea, los filetes están menos magullados y permanecen más gruesos, creando una textura de cangrejo.

7. Pargo

Cuando se trata de fraude de peces, el pargo rojo suele ser una de las víctimas. La investigación ha encontrado que el 74 por ciento de los lugares de sushi y el 38 por ciento de los restaurantes etiquetaron erróneamente los mariscos, y el pargo encabezó la lista. Además, la sobrepesca ha provocado que la población de pargos rojos del Golfo se desplome en los últimos años. Si realmente deseas comer el pescado que estás ordenando, evita el pargo rojo. 

8. Tilapia

Muchas personas comen pescado para obtener su parte de ácidos grasos omega-3, pero la tilapia no es una gran opción si estás comiendo pescado por razones de salud. A diferencia del salmón, que es rico en omega-3, la tilapia es baja en omega-3 y alta en ácidos grasos omega-6, especialmente la variedad de cultivo que se alimenta con una dieta predominantemente de maíz y harina de soja. 

A diferencia de los ácidos grasos omega-3, que ayudan a proteger contra las enfermedades cardíacas, los ácidos grasos omega-6 pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y afecciones relacionadas con el corazón. Si eres fanático del pescado blanco, elige Rougheye Rockfish (también llamado Red Rockfish). Estos peces se capturan en una pesquería bien administrada y las poblaciones son abundantes. También son excelentes en sopas/guisos de pescado o salteados en la estufa.  @mundiario