Buscar

MUNDIARIO

6 puntos clave en una dieta para cuidar el corazón

Muchas personas saben cómo alimentarse de forma saludable, pero con esta dieta, además, podrán proteger el corazón.

 

6 puntos clave en una dieta para cuidar el corazón
Waffles con forma de corazón. / Pixabay
Waffles con forma de corazón. / Pixabay

Los alimentos que consumimos influyen en el riesgo a padecer enfermedades cardíacas. Sin embargo, no siempre resulta fácil cambiar algunos hábitos, pero, con las siguientes recomendaciones, seguro será más sencillo.

  1. Se debe reducir el sodio en las comidas: ¿cómo se puede hacer esto? Disminuyendo las cantidades de sal, pues, un exceso de ella puede lograr que la posibilidad de sufrir a causa de enfermedades cardíacas aumente. Por ello, los adultos no deberían superar los 2300 miligramos de sodio al día. Esto equivale a una pequeña cucharada de sal. La regla ideal es que el consumo de sal, incluso en adultos que sean sanos, quede limitada a los 1500 miligramos. Una forma de lograrlo, es hacer las preparaciones en casa, sobre todo las sopas.
  2. Elegir fuentes proteínicas con contenido bajo de grasa: por lo que el pescado y las aves son las carnes preferidas, ya que son magras. También se sugiere consumir productos como huevos o algunos lácteos, cuyo contenido de grasas sea bajo, pues, estos también son una constituyen una fuente importante de proteínas. El pescado se puede emplear en sustitución de aquellas carnes cuyos contenidos en grasa sea alto. Ahora bien, los pescados que tienen un buen contenido de omega-3 son el salmón, el arenque y la caballa. Por otro lado, las nueces, las semillas de lino, el aceite de canola y la soja también son una opción recomendada. Otras fuentes proteínicas saludables son las legumbres, como guisantes, frijoles y lentejas. Su nivel de colesterol es nulo, pero forman parte de los alimentos con proteínas y poca grasa.
  3. Planificar los menús: dando preferencia a las frutas, vegetales y cereales integrales. Una buena planificación también permite que la dieta sea más balanceada, pues, un día se puede consumir hamburguesa de frijoles negros, mientras que al otro día la opción puede ser un pescado asado.
  4. Optar por los cereales integrales: ya que estos son muy recomendados para regular la presión arterial, gracias a su alto contenido en fibras y nutrientes.
  5. Reducir el tamaño de las porciones: sobre todo si se trata de comidas procesadas, a la vez que aumentas la ingesta de frutas y vegetales.
  6. Disminuir el consumo de alimentos con altos niveles de calorías: tales como el queso, la carne y refrigerios.

Además de estas recomendaciones, también se sugiere que los cereales sean integrales, en lugar de aquellos cuyos granos sean refinados y así estarás cuidando el corazón. @isbeliafarias90210 en @mundiario