Buscar

MUNDIARIO

6 beneficios inesperados de las semillas de amapola

La amapola es una planta que destaca entre todas por su color rojo característico. Sin embargo, ¿sabías que también sus semillas esconden una larga lista de propiedades que pueden beneficiar nuestra salud? 

6 beneficios inesperados de las semillas de amapola
Semillas de amapola. / Pexels.
Semillas de amapola. / Pexels.

Ibed Méndez

Periodista.

La amapola es una planta que destaca entre todas por su color rojo característico. Sin embargo, ¿sabías que también sus semillas esconden una larga lista de propiedades que pueden beneficiar nuestra salud? 

Un informe firmado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos destaca que estas semillas son una fuente especial de nutrientes para nuestro organismo: contienen ácidos grasos omega 3 y 6, vitamina E, calcio,manganeso, magnesio, cobre, fósforo y fibra, entre otros.  

Y eso no es lo más interesante: sus propiedades le otorgan “poderes” que van desde ayudar a tener un sistema nervioso sano y saludable hasta calmar los nervios. Esto es todo lo que debes saber:

> Ideales para el sistema cardiovascular. Estas semillas son ricas en ácidos grasos esenciales, sobre todo omega-3 y omega-6, dos sustancias vitales para mantener el sistema cardiovascular sano.

> Promueven la salud ósea. Un estudio publicado en Nutrients sostiene que tan solo dos cucharadas de estas semillas aportan hasta un 25 % de las dosis diarias recomendadas de calcio y cobre, por lo que este alimento supone un gran aliado para proteger y fortalacer nuestros huesos.


Quizás también te interese: 

Los higos son un tesoro nutricional: 5 beneficios de la fruta del momento

7 alimentos ricos en vitamina A que debes incluir en tu dieta (y por qué)


 

> Favorecen la digestión. Por ser ricas en fibra, resultan ser útiles para mejorar la salud intestinal y combatir el estreñimiento.

> Ayudan a reforzar las defensas. Son ricas en vitamina C y vitamina E, por lo que ayudan a aumentar las defensas de forma totalmente natural y, a su vez, reforzar nuestro sistema inmunológico, tal como apuntan desde Journal of Trace Elements in Medicine and Biology.

> Mejoran el sistema nervioso. Gracias a su alto contenido en determinados alcaloides, las semillas de amapola ayudan a calmar los nervios y a relajar nuestro sistema nervioso. 

Por último, debes tener en cuenta un dato importantísimo: el consumo descontrolado de las semillas de amapola puede provocar intoxicación y, en algunos casos, dependencia. ¿La razón? Sencilla: en su versión más “natural” (o sin lavar adecuadamente) este producto puede presentar concentraciones de opioides. 

Estudios detallan que esto ocurre principalmente por los residuos alcaloides retenidos en las semillas, que a pesar de representar un porcentaje insignificante pueden llevarte a dar un falso positivo en pruebas de drogas. 

Pero no te asustes: los científicos han dejado claro que las semillas de amapola, en sí, no contienen ningún tipo de sustancia narcótica. @mundiario