5 datos que convertirán la pasta en la base de tu dieta

Una persona comiendo pasta con tenedor y cuchara. / The Globe and Mail.
Una persona comiendo pasta con tenedor y cuchara. / The Globe and Mail.
La pasta se ha asociado siempre con engordar por sus altos niveles de carbohidratos, pero no tiene porqué ser así
5 datos que convertirán la pasta en la base de tu dieta

Aquí van 5 razones por las que la pasta no puede faltar en tus comidas y debes incluirla 3 o 4 veces por semana en tu menú. Una dieta equilibrada mantiene una proporción de 50/60% de carbohidratos, 25/30% de grasas y un 15/20% de proteínas. ¡No hay que tenerle miedo a comer bien!

1. Rápido y barato

En primer lugar, la pasta no solo es un producto económico, sino que su preparación es rápida y sencilla. Cocer pasta sólo requiere hervirla en agua con sal durante 10 minutos, es un básico en la cocina. Los chefs recomiendan que eches suficiente sal como para que el líquido en que cueces la pasta sepa como el agua marina.

2. Versátil

Además, es un alimento muy versátil, pues la hay de muchas formas distintas según la preparación que uno tenga en mente, y se puede combinar con infinidad de salsas, carnes, pescados, vegetales, etc. La pasta, que gusta a todo el mundo, se puede comer fría o caliente, en invierno o verano. Los macarrones, por ejemplo, se pueden gratinar al horno si uno tiene tiempo, hacer con atún y tomate cuando vamos con prisa, y para el verano, aprovecharlos en una ensalada de pasta.

3. Componentes nutritivos

No hay que olvidar tampoco lo nutritivo que es, no sólo por los altos niveles de carbohidratos ya mencionados y conocidos por todos, sino también por su bajo índice glucémico y las pocas grasas que contiene. Por este motivo es recomendado su consumo varias veces por semana, aunque, como es natural, debe formar parte de una dieta equilibrada para aprovechar al máximo su potencial. Con esto volvemos a lo fácil que es combinar la pasta con todos los demás grupos de alimentos para asegurar una buena alimentación; hay infinidad de recetas que llevar a cabo para no aburrirse nunca.

4. Digestivo

En cuarto lugar, otro atributo clave de este producto es que su digestión es lenta debido a su composición nutricional. Lo será más o menos dependiendo de la harina con la que se haya hecho la pasta, claro está, pues esto altera su composición, pero en cualquier caso, la pasta de por sí tiene un paso lento por el sistema digestivo, permitiendo a este extraer bien todos los nutrientes que contiene.

5. Energía para el cuerpo

Y, finalmente, la pasta debería ser un pilar fundamental en una dieta equilibrada porque sus atributos contribuyen a un alto rendimiento físico. Esto es también por lo que se dice que los deportistas de élite comen pasta antes de las competiciones, y aunque se habla menos de esta parte, lo cierto es que también lo hacen después para recuperar más rápido la función muscular. Esto es porque la pasta contiene glucosa, una fuente primaria para la obtención de energía tanto por parte del cerebro como de los músculos. Es por esto que comer pasta en alguna de sus muchas formas 3 o 4 veces a la semana nos aportará la energía que necesitamos para todas las actividades del día y mantendrá nuestro cerebro activo.

En cualquier caso, no olvides que al incluir esto en tu dieta, debes hacerlo en compensación con el resto de alimentos, asegurando la variedad en tu menú. @mundiario

5 datos que convertirán la pasta en la base de tu dieta
Comentarios