Buscar

MUNDIARIO

5 alimentos “asociales” que debes seguir comiendo

Es posible que quieras esquivar los efectos posteriores, pero estos alimentos saludables y hostiles son deliciosos. He aquí por qué deberías seguir comiéndolos.

5 alimentos “asociales” que debes seguir comiendo
Mujer mordiendo un espárrago. Kissfm.
Mujer mordiendo un espárrago. Kissfm.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Mal olor = más beneficios

Es posible que desees esquivar sus efectos posteriores, pero muchos de estos alimentos positivamente hostiles son buenos para tu y tienen un sabor delicioso. Entonces, ¿cómo los disfrutas sin ofender a todos los que te rodean?

1. Ajo y cebolla cruda

Los efectos son inmediatos y pueden durar horas: el olor en tu aliento hará que los ojos de tus compañeros se llenen de lágrimas y alcance el ambientador hasta el día siguiente.

Por qué sucede

El ajo y la cebolla contienen compuestos de azufre que huelen mucho y pueden contribuir al mal aliento. El olor no solo proviene de partículas de comida que quedan atrapadas en los dientes, pues a medida que los alimentos se digieren, los aceites picantes que contienen se absorben en el torrente sanguíneo y luego se transportan por el cuerpo hasta los pulmones. Los exhalas hasta que los alimentos se eliminan de tu cuerpo.

¿Por qué deberías comerlos de todos modos?

Agregar hierbas, especias, ajo y cebolla a la comida significa que necesitas menos sal, por lo que es una alternativa más saludable. El ajo y las cebollas también contienen fitoquímicos que se cree que protegen contra las enfermedades y promueven la buena salud, por lo que no todos son malos.

Qué puedes hacer al respecto

Come menos ajo y cebolla, y beba mucha agua, ya que una buena hidratación aliviará el problema. Beber leche también ayuda a reducir los compuestos que causan el aliento de ajo. Masticar perejil o goma de mascar natural, chupar una menta o tomar té de menta también ayudará. La halitosis puede ser un signo de mala función digestiva o de higiene dental, así que consulta a tu médico si tu mal aliento continúa.

2. Zanahorias

Tendrías que comerlas en grandes cantidades, pero demasiadas zanahorias pueden darle a tu piel un tinte anaranjado.

Por qué sucede

Se llama carotenemia, una afección inofensiva en la que una sobrecarga de betacaroteno convierte la piel en naranja. Se ve más comúnmente en vegetarianos y niños pequeños, a quienes se les puede dar muchas zanahorias como comida para bebés desmenuzada, y es una condición que a veces se confunde con ictericia.

¿Por qué deberías comerlas de todos modos?

Las zanahorias son ricas en vitamina A, un antioxidante que es bueno para los ojos.

Qué puedes hacer al respecto

Tu piel refleja tu dieta y estilo de vida. Bebe mucha agua, duerme lo suficiente y asegúrate de que tu dieta esté llena de variedad. Los ácidos grasos omega-3, derivados del pescado, zinc, vitaminas B y vitamina C, son particularmente buenos para la piel.

3. Espárragos

Está bien documentado que el espárrago huele a orina, pero solo en algunas personas. Aproximadamente la mitad de la población se ve afectada, mientras que la otra mitad son "no excretores", para quienes no hay diferencia. Ahora se cree que los genes determinan no solo si tu orina emite un olor después de comer espárragos, sino también si puedes olerlos.

Por qué sucede

Son los compuestos de azufre en los espárragos los que huelen a medida que son expulsados ​​de tu cuerpo. Aunque el vegetal ha sido un manjar desde la época romana, según un artículo publicado en la revista médica estadounidense Drug Metabolism and Disposition, las menciones del "olor fétido" del espárrago solo comenzaron a ocurrir en la década de 1700, aproximadamente cuando se introdujeron el azufre y el sulfato como fertilizantes para mejorar su sabor.

¿Por qué deberías comerlo de todos modos?

El espárrago es una gran fuente de fibra dietética y también contiene vitamina B folato.

Qué puedes hacer al respecto

Reduce la cantidad de espárragos que comes de una vez y bebe mucha agua para eliminar los químicos. La orina maloliente también puede ser un signo de una infección del tracto urinario, consulta a tu profesional de la salud si los síntomas persisten.

4. Frijoles horneados

No hay forma cortés de decirlo: los frijoles te hacen ir al baño. Cuantos más comas, más explosivo serás.

Por qué sucede

Los frijoles y las legumbres tienen un alto contenido de fibra soluble que no se descompone hasta que llega al intestino grueso. Aquí, cuando finalmente se digiere, produce gas.

¿Por qué deberías comerlos de todos modos?

Una dieta alta en fibra es esencial para evitar muchas enfermedades y mantener saludable tu sistema digestivo. Se ha demostrado que tiene beneficios para la diabetes, los niveles de colesterol en la sangre y el control de peso.

Qué puedes hacer al respecto

Hierbas como la menta, la manzanilla, el bálsamo de limón, el jengibre y el regaliz para ayudar a calmar la barriga hinchada y gaseosa. Los probióticos también pueden ayudar durante un período de tiempo, mientras que las enzimas digestivas tomadas con los alimentos pueden mejorar los procesos digestivos. Los trastornos intestinales a largo plazo pueden ser un signo de intolerancia alimentaria o síndrome del intestino irritable, por lo que debes consultar a tu médico si esto está sucediendo.

5. Vino tinto

Todos conocemos la sonrisa del vino tinto: bebes demasiado y comienzas a parecerte a Drácula.

Por qué sucede

El vino tinto contiene polifenoles, un tipo de antioxidante que mancha los dientes. Su contenido de alcohol también tiene propiedades ácidas que pueden manchar el esmalte dental.

¿Por qué deberías beberlo de todos modos?

Una cantidad moderada de vino tinto ayuda a reducir la posibilidad de desarrollar enfermedad periodontal. Su alto contenido de antioxidantes es bueno para prevenir enfermedades como la enfermedad cardiovascular, aunque solo en pequeñas cantidades: la recomendación actual es no más de dos bebidas estándar al día.

Qué puedes hacer al respecto

Enjuágate bien la boca después de terminar para evitar manchas y cepilla tus dientes regularmente.  @mundiario