Buscar

Los 4 errores principales que todos cometen en la Dieta Keto

...y cómo solucionarlos.

Los 4 errores principales que todos cometen en la Dieta Keto
Alimentos de la dieta Keto. / Pexels.com.
Alimentos de la dieta Keto. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Como una sociedad obsesionada con lo que es mejor y lo que está en tendencia, no es de extrañar que siempre estemos cambiando la forma en que comemos día a día. La dieta cetogénica es la nueva estrella en ascenso, pero más allá de las tendencias de la cultura pop, la ciencia ceto emergente es bastante emocionante, pues se ha demostrado que esta dieta mejora la salud del cerebro, restaura la energía, estabiliza el azúcar en la sangre, disminuye la inflamación y mucho más.

Si bien parece que todo el mundo está actualmente en el “mood ceto”, esta dieta alta en grasas, moderada en proteínas y baja en carbohidratos no deja de tener sus peligros potenciales. Estos son los principales errores que se comenten con más frecuencia y pueden inhibir el éxito de las personas para alcanzar sus objetivos de salud más importantes.

Error 1: centrarse en macronutrientes sobre la calidad

Hay muchos alimentos en el mercado que técnicamente se consideran "ceto" pero que no son necesariamente saludables. Es fácil concentrarse en mantener sus macronutrientes (bajos en carbohidratos, altos en grasa) dentro de sus límites diarios y pasar por alto la calidad de los alimentos que ingieres en tu cuerpo. Esto puede dejarnos consumir alimentos inflamatorios como los edulcorantes artificiales que perpetúan aún más los problemas de salud que intentamos curar a través de una dieta cetogénica.

¿La solución? Usa fuentes de alimentos integrales y lee las etiquetas.

Estos ingredientes poco saludables se ocultan con mayor frecuencia en los alimentos preenvasados, así que lee las etiquetas de los ingredientes que reconoces antes de comprarlos. También hay muchas opciones de alimentos integrales que siempre puedes tener a mano para comer bocadillos rápidos como nueces, semillas, aceitunas y mariscos enlatados, que eliminarán la tentación de tomar algo más. Además, la descarga de una aplicación de seguimiento de alimentos hará que el seguimiento de macronutrientes de alimentos integrales sin una etiqueta sea rápido y fácil.

Error 2: consumir demasiados lácteos

La lechería es un alimento básico en la dieta cetogénica convencional. Sin embargo, esto pasa por alto a muchas personas que tienen una respuesta inflamatoria a los productos lácteos. De hecho, junto con el gluten, los lácteos son uno de los alérgenos alimentarios más comunes en nuestra sociedad y uno de los alimentos más inflamatorios en nuestra dieta moderna. La mayoría de los problemas con los lácteos tienen que ver con lo que le hemos hecho a la vaca, no con los lácteos.

Por ejemplo, la caseína, la proteína que se encuentra en los productos lácteos, tiene dos subtipos: A1 y A2. El subtipo A1 es lo que se encuentra en la mayoría de los productos lácteos convencionales que encontramos en el supermercado y es un desencadenante de problemas digestivos e inflamación debido a los años de cruzamiento que causan mutaciones en el gen de la caseína. Y si eso no es lo suficientemente malo, la mayoría de las vacas son bombeadas con hormonas y antibióticos. Luego la leche se pasteuriza, se homogeneiza y la grasa se elimina, y luego se llena con vitaminas sintéticas para compensar la falta de nutrientes.

¿La solución? Busca sustitutos.

Debido al aumento de las alergias a los lácteos, hay muchas alternativas deliciosas en el mercado. Las leches de nueces y los quesos de nueces no solo son una gran fuente de grasa y proteína, sino que también puedes encontrar una variedad de opciones diferentes: mozzarella, queso crema, y ​​la lista continúa, con un sabor tan delicioso como sus homólogos y, si eres un amante de la mantequilla, el ghee alimentado con pasto es una excelente opción, ya que elimina la proteína de la caseína y te deja solo con la grasa láctea alimentada con pasto.

Error 3: evitar los vegetales

Uno de los malentendidos más comunes es que necesitan limitar o evitar en gran medida los vegetales debido a su contenido de carbohidratos. Desafortunadamente, esto deja a muchas personas sin fitonutrientes y alimentos prebióticos necesarios para un intestino sano. Los estudios han demostrado que las dietas ricas en grasas que carecen de fibra de los vegetales pueden aumentar la inflamación.

Además, dado que la dieta cetogénica puede provocar una pérdida de electrolitos debido a la pérdida natural de retención de líquidos, puede hacer que las personas recurran a otras fuentes de electrolitos, ya que se están perdiendo fuentes vegetales naturales de magnesio, calcio y potasio. El problema con las fuentes de electrolitos, sin embargo, es que también pueden contener edulcorantes y aditivos innecesarios.

¿La solución? Enamórate de la sección de productos verdes.

Mientras haces esta dieta, definitivamente hay algunas verduras con muchos carbohidratos que deben limitarse para no sobrepasar el límite de carbohidratos del día, sin embargo, hay muchos vegetales sorprendentes que son bajos en carbohidratos.

Error 4: comer carnes procesadas y convencionales

En la dieta cetogénica convencional, todos los tipos de cortes grasos de carne son una acción, una rareza en la mayoría de las dietas. Además de su contenido de grasa, las fuentes animales de proteínas están cargadas con otros nutrientes beneficiosos como las vitaminas B, que son esenciales para la desintoxicación saludable y las vías de inflamación, pero muchos estudios han demostrado que las dietas ricas en fuentes no orgánicas, alimentadas con granos convencionales, o una gran cantidad de carne procesada para comer, tocino o salchichas, se han relacionado con el cáncer y otras enfermedades.

¿La solución? Come orgánico o a base de plantas.

Si vas a seguir con la carne, asegúrate de comprar cortes de carne orgánicos alimentados con pasto y limita la cantidad de carnes procesadas que estás comiendo. El pescado capturado en la naturaleza es otra fuente animal limpia y rica en nutrientes de grasa y proteína que la mayoría de las personas pasan por alto a favor de la carne roja.   @mundiario