Buscar

MUNDIARIO

En Adif no tienen claro qué personas son las que pide el juez como responsables

La asesoría jurídica del gestor de infraestructuras está evaluando el auto del juez instructor compostelano, que ve imprudencia punible de Adif en el accidente del tren de Santiago.

En Adif no tienen claro qué personas son las que pide el juez como responsables
Vista de la zona donde descarriló el tren en Santiago.
Vista de la zona donde descarriló el tren en Santiago.

Mario Gontade

Colaborador.

Giro inesperado en la investigación del tren de Santiago de Compostela en el que murieron 79 personas. El juez apunta ahora a algún responsable de Adif, el administrador de la vía férrea, y la asesoría jurídica de este organismo público dependiente del Ministerio de Fomento dice que está analizando cómo dar cumplimiento al requerimiento del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Luis Aláez, para que pueda tomar declaración en calidad de imputado "a la persona responsable de la seguridad en la circulación en el tramo de la línea ferroviaria que une las estaciones de Ourense y Santiago a fecha del 24 de julio" en relación a la investigación del accidente ferroviario que costó la vida a 79 personas y dejó más de 150 heridos.

Según un auto del juez instructor, el maquinista fue el principal responsable del accidente del tren Alvia el pasado 24 de julio, pero no el único. La escasa señalización y la falta de medidas de seguridad adecuadas en la curva en la que descarriló el tren impidieron subsanar el despiste del conductor, que circulaba a casi 200 kilómetros por hora en un tramo en el que había que reducir hasta los 80 kilómetros por hora. Por ello, el juez pidió este martes a Adif que identifique al “responsable de seguridad en la circulación del tramo” para citarlo a declarar como imputado.

Como destaca el diario El País, del error del maquinista, al que apuntaron desde el principio los dirigentes políticos del Ministerio de Fomento, se pasa, a través de la nueva decisión del juez, a la posible responsabilidad de la Administración en el accidente ferroviario.

“Ha existido una omisión de cautelas elementales por quienes tienen la misión de garantizar la seguridad de la circulación en dicha línea” lo que constituye “una imprudencia punible”, sostiene el auto del juez compostelano.