Buscar

MUNDIARIO

El origen de la gran herencia de Rajoy, neoliberal, está en el Gobierno de Aznar

Leyes de aquella época diferenciaron la tributación entre rentas del trabajo y del capital. El invento de las Sicav y las amnistías fiscales completarían la faena.

El origen de la gran herencia de Rajoy, neoliberal, está en el Gobierno de Aznar
Zapatero y Aznar. / Twitter
Zapatero y Aznar. / Twitter

Firma

Xaquín Álvarez Corbacho

Xaquín Álvarez Corbacho

Doctor en Ciencias Económicas y catedrático de Economía Aplicada de la Universidade da Coruña (UDC). Fue alcalde de O Grove (Pontevedra), vicerrector de Asuntos Económicos en la USC y conselleiro del Consello de Contas de Galicia. Es columnista y analista económico de MUNDIARIO.

Leyes de aquella época diferenciaron la tributación entre rentas del trabajo y del capital. El invento de las Sicav y las amnistías fiscales completarían la faena.

La “herencia recibida” es una expresión cansina utilizada para justificar políticas públicas insuficientes o cuestionadas. Así, cuando el Presidente Rajoy menciona la herencia recibida, ya sabemos que la misma tiene principio y fin en los dos mandatos del Presidente Zapatero (2004-2011), porque los ocho años anteriores del Presidente Aznar (1996-2004), cuando todos éramos felices, al parecer nunca existieron. 

Pero la Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre el régimen del suelo y valoraciones, permitió ensanchar el suelo urbanizable, la especulación y la burbuja inmobiliaria (se construían más viviendas en España que en Alemania, Francia e Italia juntas). “España va bien”, decía el Presidente Aznar con sonrisa generosa. Y la Ley 15/1997, da habilitación de nuevas formas de gestión, abrió más puertas al proceso privatizador. Por ejemplo, en la sanidad pública el Hospital de Alcira (Valencia) abría el camino (1999), mientras el Hospital de Vigo (2015) nos da otra lección. O sea, los cambios y los beneficios económicos existen, pero somos los contribuyentes los que pagamos el negocio. 

También se inicia la aritmética del déficit y de la deuda (Maastricht), que imponía el recorte y el déficit cero. Y comenzaba a quebrarse el concepto de renta extensiva en el IRPF. Una renta que garantizaba la justicia fiscal por la igualdad de trato a todas las entradas que otorgan capacidad económica. Las Leyes 40/1998, 46/2002 y 35/2006, comienzan a diferenciar la tributación entre rentas del trabajo y del capital (rentas del ahorro). La menor fiscalidad aplicada a los beneficios de las empresas organizadas en forma de sociedad, al patrimonio personal y a su transmisión, las desigualdades en la lucha contra el fraude tributario, el invento de las Sicav y las amnistías fiscales, completan la faena.

La herencia recibida por Rajoy en 2011 es extensa, compleja  y diversa, afecta a gobiernos distintos y no debería ser utilizada para justificar fracasos propios

     

O sea, la herencia recibida por el Presidente Rajoy en 2011 es extensa, compleja  y diversa, afecta a gobiernos distintos y no debería ser utilizada para justificar fracasos propios. Naturalmente, su contenido se inspira en la doctrina neoliberal defendida por el Partido Popular y por las instituciones europeas. Y explica que las políticas públicas protagonizadas por el Presidente Rajoy en el período 2012-2015, refuercen y consoliden las iniciadas por Aznar para construir el modelo social preferido. 

Pero también conviene saber que beneficiar a la estirpe provoca siempre enfados diversos. Maltratar y empobrecer a gran parte de la población nunca es gratuito. Utilizar el presupuesto público, la política fiscal y la legislación laboral para alterar las condiciones de vida y de trabajo de la gente, es hoy más visible que nunca. Considerar a las instituciones públicas como instrumentos básicos para generar nepotismo, publicidad, para reforzar la economía del partido, para debilitar la justicia y no rendir cuentas, son ya sueños inadmisibles. Acudir al recurso de la herencia recibida, no solo es síntoma de flojera intelectual; también forma parte del nivel ético que todos los partidos y coaliciones políticas deberían atender y cuidar siempre.