Buscar

Falleció Walter Haubrich, un periodista alemán clave en momentos históricos

Sus 7.500 crónicas sobre España, Portugal y Latinoamérica hicieron que no solo se ganase la reputación de un corresponsal serio y respetado, sino también que siguiese siempre en activo.

Falleció Walter Haubrich, un periodista alemán clave en momentos históricos
Walter Haubrich con Felipe González.
Walter Haubrich con Felipe González.

Firma

Carsten Moser

Carsten Moser

El autor, CARSTEN MOSER, es columnista de MUNDIARIO. Periodista y economista alemán, es consejero de Claro Sol FS. Fue corresponsal del semanario 'Die Zeit' y dirigió la editorial de revistas G+J España. También fue secretario de la Fundación Bertelsmann y presidió la Cámara de Comercio Alemana para España. @mundiario

Sus 7.500 crónicas sobre España, Portugal y Latinoamérica hicieron que no solo se ganase la reputación de un corresponsal serio y respetado, sino también que siguiese siempre en activo.

Ha fallecido Walter Haubrich (1935 – 2015). Hay pocos periodistas extranjeros que hayan jugado un papel tan importante en la Transición política española como el alemán Walter Haubrich.

Nacido el 25 de agosto de 1935 en Renania, estudió en Alemania, Francia y España para graduarse en la Universidad de Maguncia. Fue docente de lengua y literatura alemana en la Universidad de Santiago de Compostela antes de asumir en Madrid la corresponsalía del prestigioso diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ), cargo que desempeñó entre 1969 y 2002.

Sus 7.500 crónicas sobre lo que pasaba en España, Portugal y Latinoamérica hicieron que no solo se ganase la reputación de un corresponsal serio y respetado, sino también que siguiese en activo muchos años más hasta que empezaron sus problemas de salud.

El 'doyen' de los corresponsales en España falleció este 6 de abril, a pocos de meses de su 80 cumpleaños. Este viernes día 10 de abril, a partir de las 16.00 horas, en el Tanatorio La Paz - Tres Cantos (Madrid), quedará abierto el velatorio.

Siete cualidades

Cuando cumplió 75 años, el Instituto Goethe en Madrid le rindió un homenaje, en el cual participaron el expresidente Felipe González, el expresidente del Parlamento Europeo Enrique Barón, el  redactor jefe internacional de la FAZ Klaus-Dieter Frankenberg y dos periodistas amigos, el polifacético Miguel Ángel Aguilar y yo. Destaqué 7 cualidades de Walter Haubrich como periodista y persona: Que fue un ejemplo de corresponsal, porque lo más importante para él eran el contraste de la información y sus fuentes; que fue un corresponsal todoterreno, porque le interesaba desde política hasta los deportes -todo-, hasta la economía, de la cual sabía mucho más de lo que decía saber; que escribía en un alemán excelente, arriesgando de vez en cuando en la forma, pero nunca en el fondo; que sus comentarios no ocultaban sus posicionamientos ideológicos, pero que en sus crónicas de actualidad nunca se dejaba cegar por sus convicciones personales; que siempre se caracterizó por su generosidad con sus colegas en una profesión en la cual sus componentes tienden a ser celosos de sus informaciones, más intrigantes que solidarios y más oportunistas que íntegros de carácter; que su casa era un punto de encuentro para todo el mundo, desarrollando una amplia “red social” en tiempos en los que el término tenía un contenido totalmente diferente al de hoy, y que era muy amigo de sus amigos.

Nuestra amistad se forjó en 1975, cuando tuvimos el encargo de escribir al alimón uno de los 10 libros que ha publicado Walter Haubrich. La muerte de Franco nos pilló sin el proyecto terminado, así que tuvimos que sentarnos a trabajar día y noche para que se pudiera editar en Alemania a principios del 76 con el título Los herederos de Franco. Coincidíamos que si una amistad resiste una época tan estresante como la que vivimos los dos, es para siempre. Y lo fue. ¡Descansa en paz, querido amigo!