El debate sobre el costo del marchamo digital

Marchamo digital./ RR SS
Marchamo digital./ RR SS

El INS defiende su propuesta de incluir el costo del marchamo digital en la tarifa del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) del 2024.

El debate sobre el costo del marchamo digital

El Instituto Nacional de Seguros (INS) ha justificado su propuesta original de incorporar el costo del marchamo digital en la tarifa del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) para el año 2024, a pesar de no haber seleccionado al proveedor de esta identificación. La Superintendencia General de Seguros (Sugese) rechazó esta propuesta y, como resultado, el cobro del derecho de circulación, programado para el 1 de noviembre, no se ha iniciado.

Mónica Araya, presidenta ejecutiva del INS, explicó en una conferencia de prensa que la inclusión del marchamo digital en la propuesta original se basa en que históricamente se ha cobrado la calcomanía del marchamo a través del SOA. Dado que se espera la implementación del marchamo digital a partir del 2024, era necesario incluirlo en la tarifa que se aplicaría a partir de este mes.

Sin embargo, Tomás Soley, el superintendente de Seguros, explicó que la propuesta del INS fue rechazada porque solicitó cargar el costo del marchamo digital en la prima del SOA, a pesar de que la institución aún no ha adjudicado el contrato al proveedor. Además, el INS solicitó la liberación de ¢8.000 millones de una provisión técnica de siniestralidad para aplicarla a la tarifa del seguro.

Debido al rechazo de la propuesta original, la Junta Directiva del Instituto ha aprobado una nueva propuesta tarifaria para el SOA, que ha sido enviada a Sugese para su consideración. Sugese ha confirmado la recepción de la solicitud y evaluará la propuesta antes de emitir una resolución.

Mónica Araya aclaró que actualmente el INS se encuentra en el proceso de evaluación de las ofertas para seleccionar al proveedor que ofrecerá el servicio del marchamo digital, y se espera que se anuncie la adjudicación una vez se tome una decisión.

La Presidenta del INS no proporcionó detalles sobre la nueva solicitud y no especificó si incluiría el costo del marchamo digital. Respecto a la liberación de ¢8,000 millones de reservas, Araya explicó que este monto estaba destinado a cubrir el costo del marchamo digital. Al no aprobarse ninguno de los dos aspectos de la propuesta, la tarifa del SOA se vería afectada.

Soley, el Superintendente de Seguros, cuestionó la estructura propuesta por el INS y señaló que "la medida pretende una reducción de las primas que resulta contraintuitiva en un contexto donde se ha observado un aumento de accidentes y lesionados, así como de los montos liquidados de la atención médica entre el 2022 y 2023".

Luis Fernando Monge, gerente general del INS, argumentó que aunque hay un aumento en la siniestralidad, también ha habido un aumento en el parque vehicular, lo que podría compensar este efecto. Además, explicó que un aumento en la cantidad de siniestros no necesariamente debería resultar en un aumento de las tarifas.

Araya también cuestionó la demora en la respuesta de Sugese, ya que el INS envió las tarifas de la prima del SOA desde el 21 de agosto, y Sugese emitió su respuesta el 31 de octubre, después de haber realizado dos requerimientos adicionales de información.

Soley agregó que la petición excepcional de liberar ¢8.000 millones no fue sustentada de manera satisfactoria por el INS. Este desacuerdo sobre el marchamo no es el primero de su tipo, ya que en 2019, el derecho de circulación se cobró después del 1 de noviembre debido a disputas entre el INS y Sugese. @mundiario

Comentarios