Xaquín Marín arremete contra la corrupción en su postal de bienvenida al 2015

Boas Festas - Xaquín Marín
Boas Festas. / Xaquín Marín

En su obra, el popular humorista Xaquín Marín fustiga los casos políticos más connotados donde la corrupción, la arbitrariedad y el engaño son el pan de cada día.

Xaquín Marín arremete contra la corrupción en su postal de bienvenida al 2015

En su obra, el popular humorista Xaquín Marín fustiga los casos políticos más connotados donde la corrupción, la arbitrariedad y el engaño son el pan de cada día.

Una vez más, el popular dibujante Xaquín Marín nos regala su postal de fin de año, con su carga satírica y  mucha retranca gallega, en la que arremete contra los casos de corrupción que se multiplican cada día en esta sociedad.

Con su línea característica y vivos colores, Xaquín da una interpretación metafórica de lo que está ocurriendo en España, al mostrar a unos reyes magos y santa claus que huyen aterrorizados de un arbolito bañado en mierda, adornado con bolitas que representan los casos más escandalosos de corrupción: Gürtel, Pujol, Bárcenas, Blesa, Rato, Bankia, Eres, Iñaki, Púnica, Pokemon, Nóos…

La postal envía irónicamenrte,  en varios idiomas, el saludo de Buenas Fiestas.

Con esta obra,  el artista gallego Xaquín Marín ratifica una vez más su compromiso político y su mirada cáustica e ingeniosa que  siempre queda expresada en sus exquisitos dibujos, donde  nos muestra su fuerza creadora y nos señala asuntos sociales de importancia. En ese sentido, Xaquín Marín continúa la senda trazada por  Castelao, Carlos Maside, y otros.

Su visión humorística es reconocida y aplaudida no solamente en Galicia,  sino en todos los lugares donde ha llegado su obra, por su inmenso talento, y por reflejar la vida misma y temas de la condición humana en sus obras.

A sus 71 años,  Xaquín Marín continúa siendo  un baluarte de la cultura gallega,  por  su sentido del humor, y  su constante crítica a toda la falsedad de políticos corruptos, y a los valores hipócritas de la sociedad.

Xaquín Marín arremete contra la corrupción en su postal de bienvenida al 2015
Comentarios