Tsipras, un equilibrista: cede ante la troika pero mantiene el referéndum y pide el 'no'

Angela Merkel. / Caricatura de Antonio Antunes
Angela Merkel. / Caricatura de Antonio Antunes

Ante la confusión de mensajes que llegan desde Atenas, el Eurogrupo ha tomado una decisión política: no habrá más conversaciones ni negociación hasta el lunes.

Tsipras, un equilibrista: cede ante la troika pero mantiene el referéndum y pide el 'no'

Ante la confusión de mensajes, propuestas, cartas y declaraciones que llegan desde Atenas, el Eurogrupo ha tomado una decisión política: no habrá más conversaciones hasta el lunes, cuando se conozca el resultado del referéndum.

El jefe de Gobierno de Grecia, Alexis Tsipras, mantiene el referéndum del domingo y pide un masivo voto por el no, maniobra con la que espera lograr la extensión del segundo rescate y la elaboración de un tercero. El primer ministro griego, todo un equiibrista, ha anunciado en una comparecencia televisada que sus planes para la votación del domingo siguen adelante. Pocas horas antes, había enviado una carta a las instituciones europeas aceptando la mayoría de condiciones de la oferta que rechazó el viernes (IVA turístico del 13%, paquete de crecimiento de 35.000 millones, reestructuración de la deuda).

Alexis Tsipras dice que lo que está en juego en el referéndum del domingo no es la permanencia de Atenas dentro del euro. "Los acreedores hicieron chantaje al Gobierno y ahora se lo hacen a su pueblo", destacó. "Quieren que les digáis sí a todo y que os convirtáis en uno de ellos", añadió. Pero el primer ministro griego también admite que tiene la "firme intención" de llegar a un acuerdo.

A pesar del anuncio de Atenas, Italia y Francia creen posible un acuerdo antes del referéndum y Alemania, que es el país que marca la pauta del Eurogrupo, prefiere esperar. Alemania aleja así la posibilidad de un acuerdo inmediato con Grecia. La canciller alemana, Angela Merkel, parte de que Europa no está en peligro por la crisis griega -la Bolsa española gana un 1,32% animada por la cesión de Atenas- y su ministro Schäuble anuncia que hará falta negociar un nuevo acuerdo.

Aunque parezca contradictorio, lo cierto es que ahora Atenas acepta las condiciones propuestas por la Unión Europea. De hecho, Alexis Tsipras envió una carta a las instituciones europeas aceptando la mayoría de las condiciones de la oferta que rechazó el pasado viernes. Las diferencias que hay a estas alturas entre las dos propuestas afectan a pensiones, IVA y privatizaciones. Pero, sobre todo, falta falta confianza entre Bruselas y Atenas. Por si fuese poco, París se desmarca de Berlín y apuesta aún por negociar con Grecia, mientras que Tsipras hace equilibrios: cede ante la troika pero mantiene el referéndum y pide el 'no' . Es lo que hay, de momento.

Ante la confusión de mensajes, propuestas, cartas y declaraciones que llegan desde Atenas, el Eurogrupo ha tomado una decisión política: no habrá más conversaciones ni negociación hasta el lunes, cuando se conozca el resultado del referéndum. Veremos.

Tsipras, un equilibrista: cede ante la troika pero mantiene el referéndum y pide el 'no'
Comentarios