¿Sorprende el abandono del Pontificado el 28 de febrero por parte de Benedicto XVI?

# Análisis de MARIO GONTADE
>> Los rumores de la dimisión del Papa ya se hicieron insistentes durante el escándalo Vatileaks, la fuga masiva de documentos privados que pusieron en evidencia las luchas de poder en el Vaticano.
>> Según informa también 'El País', el portavoz Lombardi ha negado, en rueda de prensa, que la renuncia se deba a "dificultades en el Papado".
¿Sorprende el abandono del Pontificado el 28 de febrero por parte de Benedicto XVI?

Vistas de Roma, desde la Cúpula de Miguel ÁngelVacante en el Vaticano / Gaspar Serrano via Compfight

El Papa abandona y la noticia ha convulsionado al mundo católico. Su declaración ante la curia ha sido difundida en un comunicado. El Papa dice que ya no tiene la fuerza suficiente debido a su edad para seguir en el cargo. Casi no hay precedentes. Se va, pues, el alemán Joseph Ratzinger, de 85 años, que había sido elegido Papa el 19 de abril de 2005 en el primer Cónclave del siglo XXI, tras la muerte de Juan Pablo II. Según el canon pontificio -las normas que rigen el ejercicio del Papado-, las condiciones para dimitir son que se anuncie de forma libre y que la manifestación sea inequívoca. No es necesario que nadie acepte formalmente la dimisión.

"El Papa ha anunciado que renunciará a su ministerio a las 8 de la tarde del 28 de febrero", dijo el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. El portavoz añadió que el anuncio del Papa les ha cogido por sorpresa y que los más cercanos al Pontífice desconocían la decisión. Su mandato ha estado marcado por el 'caso Vatileaks' y el conservadurismo.

El deber de dimitir

¿Calendario? A partir de las 20.00 horas del 28 de febrero comenzará el periodo de sede vacante hasta la elección de un nuevo Papa. Benedicto XVI seguirá viviendo en el Vaticano y no participará en el cónclave. Tras el cónclave, se mudará a la residencia de verano de Castelgandolfo y después se retirará a un convento de monjas de clausura. Según el diario El País, la renuncia de Benedicto XVI venía planeando desde que, hace dos años, admitiera la posibilidad durante una entrevista con Peter Seewald: “Cuando un Papa alcanza la clara conciencia de no estar bien física y espiritualmente para llevar adelante el encargo confiado, entonces tiene el derecho y en algunas circunstancias también el deber de dimitir”. El portavoz Lombardi ha negado, en rueda de prensa, que la renuncia se deba a "dificultades en el Papado".

El Vaticano espera que el cónclave de cardenales, que todavía no ha sido convocado, elija al sucesor de Benedicto XVI en marzo, afirmó el portavoz Lombardi, quien señaló además que el Papa es muy consciente del paso que ha dado y que no han influido los escándalos de curas pederastas.

Cuarto caso de dimisión

El Papa Benedicto XVI será el cuarto pontífice en renunciar al ministerio papal en la historia de la Iglesia católica, después de anunciar que dejará el Minisiterio el próximo 28 de febrero. El último Pontífice en renunciar fue Gregorio XII, el veneciano Angelo Correr, que dimitió en 1515, dos años de morir, según catholic.net.

Los otros casos de renuncia al pontificado han sido los de Benedicto IX, elegido en el 1032 y Celestino V, que renunció en 1294 al declararse carente de experiencia en el manejo de los asuntos de la Iglesia.

Mayor e inquisidor

José Ángel Fernández Arruty, catedrático de Derecho Canónico de la USC, sorprendido por la fecha del anuncio, dijo al diario La Voz de Galicia que "el problema fue elegir un papa tan mayor".

“Este Papa ha sido el gran Inquisidor de la fe cristiana, no ha sido abierto y tolerante, como un teólogo de formación debería haber sido”, explica en El País Juan José Tamayo, uno de los teólogos más reputados de España.

¿Sorprende el abandono del Pontificado el 28 de febrero por parte de Benedicto XVI?
Comentarios