El regreso de Dunga a Brasil convierte a la ‘canarinha’ en un equipo temible

Dunga
Dunga está al mando de la canarinha.

La esencia de Brasil no es el ‘jogo bonito’ sino que los cracks se complementen entre sí, como sucedió con la ‘Triple R’ en el 2002. Se impone la eficacia.

El regreso de Dunga a Brasil convierte a la ‘canarinha’ en un equipo temible

La esencia de Brasil no es el ‘jogo bonito’ sino que los cracks se complementen entre sí como sucedió con la ‘Triple R’ en el 2002.

Después del  7 a 1 que le propinó Alemania en su casa en el último mundial, despertó todas las alarmas en el fútbol brasileño, ya que Alemania humilló a Brasil ante la torçida con una escandalosa goleada, una goleada que significó el Mineirazo, una gran humillación a todos los brasileños que fueron a ver ese partido.

Ahora Dunga vuelve a tomar las riendas y esto ha sido un gran bálsamo para la selección de fútbol de Brasil; recordemos que para Sudáfrica 2010 Dunga había tomado la selección y se le criticó mucho, ya que pasó del ‘jogo bonito’ a la efectividad. Les confieso que yo soy más partidario de futbol efectivo y no tanto ´jogo bonito’, y esa Brasil me gustaba mucho, lástima que se quedó en el camino.

El regreso de Dunga ha sido muy positivo ya que lleva 8 de 8 partidos disputados y ganados, con solamente dos goles en contra; el entrenador brasileño ha utilizado bien estos amistosos para devolver el balance de la verdeamarella, liderada con Neymar como capitán, un jugadorazo que tiene mucho que demostrar todavía y que a sus 23 años ya es el estandarte de Brasil y pinta a que sea un futuro balón de oro. Dunga dispone de una gran plantilla, siendo el único problema tener un ‘9’ fijo arriba, aunque con mediocampistas ofensivos y defensivos que harán uno de los mejores medios campos del mundo para las próximas citas.

Pero Dunga no la tendrá fácil, ya que tendrá que superar grandes retos, como la actual campeona del mundo Alemania comandada por Löw, una Argentina que resurge con el 'Tata' Martino y Di María, una renovada Bélgica que esta ya está para plantar cara a las grandes selecciones y Rusia, la anfitriona para el 2018 que dará de que hablar. 

El regreso de Dunga a Brasil convierte a la ‘canarinha’ en un equipo temible
Comentarios