Que regalen 'Muñecas Quitapenas' para acabar con los pesares de Guatemala

Muñecas Quitapenas.
Muñecas Quitapenas.

Reza la costumbre chapina que a las 'Muñecas Quitapenas' se les cuentan los problemas antes de guardarlas bajo la almohada e irse a dormir, así desaparece mágicamente cualquier pesar.

Que regalen 'Muñecas Quitapenas' para acabar con los pesares de Guatemala

Reza la costumbre chapina, que a las diminutas 'Muñecas Quitapenas' se les cuentan los problemas  antes de guardarlas bajo la almohada e irse a dormir, así desaparece mágicamente cualquier pesar.

Recomiendo entonces desde la ciencia exacta y menos comprobable del mundo, el esoterismo, que se fabriquen muñecas y se repartan los domingos luego de la Misa o del Culto entre todos los fieles porque al final de cuentas, no existe límite para la fe.  Esta es la sesuda conclusión a la que llego bajo el único fin de vivir en un mejor país y luego de analizar el actuar tan dual del guatemalteco promedio.  Por ejemplo, si va al hospital y no hay antibióticos para inyectarle ¡Venga “Quitapenas”! y la insignificancia de no tener medicinas mágicamente se solventará.

Por ejemplo, renunció su “compañera” a la vicepresidencia, se ha ido presa y usted repite la historia, no pasa nada, que en la cárcel de Matamoros le den su “Quitapenas” y ya verá como en un año todo se olvida, salen libres y la masa elige a otro “comediante” de otro partido militar.

Si por histeria colectiva, se vuelve amente y le mandan al Federico Mora, pase adelante y tome su bolsita de “Quitapenas”, allí las encontrará al dos por uno porque los sueños de los maniáticos suelen ser más difíciles de cumplir.  O bien, es menor de edad y llevó a fin su embarazo porque Iglesia, familia y ley le dijeron que era lo correcto, está por nacer su niño y no tienen apellido ni usted ni su crío, tome a la entrada del “Materno-Infantil” su par de “Quitapenas”, seguro sale con trabajo, niñera y cobertura del Seguro Social.

Más ejemplos, la tierra (seca ayer y hoy anegada), le ha parido solo unas milpas “canillonas” sin buena carga, pase a la municipalidad por su saco de “Triple Quince” y sus “Quitapenas”, solo tiene que afiliarse al partido de turno y verá cómo termina hasta el calentamiento global.  Otro día en la ruta le chocó un piloto de transporte extraurbano y se dio a la fuga, que el Policía de Tránsito le  entregue una “Quitapenas” quizá así se le multiplica la suerte y se le restan los ceros de los cheques del mecánico y la clínica.  Al llegar quincena ya no tiene saldo en la cuenta y solo le pagan en fin de mes, tome sus “Quitapenas” en las filas del banco y para cuando toque su turno habrá ganado los sorteos de casas, carros, sueldos y puntos.

¿No me cree? Sigo demostrando, si le robaron el teléfono móvil en el tráfico, que en el semáforo la niña “tragafuego” le entregue sus “Quitapenas”, verá como el teléfono le explota en la mano al delincuente, usted se encuentra otro en una banca  y hasta la niña volverá a la escuela.  Su hijo necesita trabajo y seguir estudiando en la universidad, recoja su “Quitapenas” en el acto de graduación y conseguirá cabida con algún diputado que solo le cobrará el 70% de una jugosa plaza fantasma.

Yendo más a lo personal también funcionan, que a los cincuenta se ha separado de su pareja, pues nada, en la salita de espera del psicólogo toma sus “Quitapenas” y lo hace “sencillo” con dos buenos mozos de veinticinco.  O ¿bebe demasiado? tome en las reuniones de Alcohólicos Anónimos unas “Quitapenas”, ya verá cómo al siguiente día es, por lo menos, Testigo de Jehová.  Y que la Selección de Fútbol no logra llegar ni a la antesala del Mundial, hasta para los imposibles alcanza.

Contaminó el río La Pasión con químicos, mató millones de peces y enfermó pobladores ¡despreocúpese! compre en Miami a ocho veces su valor original las “Quitapenas” y verá como se deja de lado el ecocidio. -Que logró todo lo anterior, pero mandó asesinar a un defensor del río… No, allí si ya no sirven las muñecas-.

¿Sigue sin creer? Ponga su queja, por escrito, en la dependencia estatal correspondiente, pague su gravamen por hacerlo y tome el paquete de “Quitapenas” que la recepcionista amablemente le entregará. Recuerde: Su aporte económico se convertirá en millones de “Quitapenas” para quienes sí creen en ellas.

Crea o no en la solución propuesta, por favor al terminar de leer, pídame su muñeca “Quitapenas”; así tal vez mañana despertaremos en un país congruente con los sueños que compartimos.

Que regalen 'Muñecas Quitapenas' para acabar con los pesares de Guatemala
Comentarios