Razones, implicados y reacciones de las sanciones de Obama contra Venezuela

tuit de maduro
Tuit de Nicolás Maduro.

Una sanción estadounidense contra siete funcionarios venezolanos se ha convertido en una acusación de ataque militar por parte del gobierno de Maduro y en el hangstag #ObamaDerogaElDecretoYa como arenga patriótica venezolana.

Razones, implicados y reacciones de las sanciones de Obama contra Venezuela

Una sanción estadounidense que afecta a siete funcionarios venezolanos se ha convertido en una acusación de ataque militar por parte del gobierno de Maduro y en  el hangstag #ObamaDerogaElDecretoYa como arenga patriótica venezolana.

El pasado 9 de marzo, el presidente de los EEUU, Barack Obama, ordenó que se aplicarán unas sanciones aprobadas por el Congreso estadounidense en el mes de diciembre de 2014. Estas sanciones se encuentran enmarcadas dentro de una ley para sancionar a altos funcionarios venezolanos acusados de cometer violaciones de derechos humanos contra opositores durante las protestas ocurridas a inicios de 2014. Unas protestas que en 2014 sacudieron al país sudamericano desde el mes de febrero y que dejaron más de 40 muertos y centenares de heridos ese año, así como numerosas denuncias de violaciones de derechos humanos, 45 de ellas documentadas por HRW (Human Rights Watch, organización no gubernamental dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humano con sede en Nueva York) durante su visita a Venezuela.

Con ánimo de aclarar estas sanciones, el congresista demócrata Juan Vargas, primer congresista hispano del área de San Diego, afirmó el pasado mes de diciembre que “estas sanciones no tocan el sector petróleo u otras partes vitales de la economía, solo a los funcionarios responsables por la represión”.

¿Por qué esta ley se aprueba en diciembre y se aplica tres meses más tarde?

Según algunos expertos, como Jennifer McCoy, profesora del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Georgia y directora del Programa para las Américas del Centro Carter, la aplicación de las sanciones se debe a una reacción del gobierno estadounidense contra el arresto del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, uno de los más acérrimos críticos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. El arresto se produjo el 20 de febrero y quince días después Barack Obama ordenaba la aplicación de las sanciones y declaraba una situación de "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que supone la situación en Venezuela para la seguridad de EEUU.

Esta emergencia nacional se une así a las otras treinta emergencias nacionales que EEUU ha ido dictando durante su historia y que siguen activas. En años recientes, Estados Unidos ha declarado estados de emergencia en países como Ucrania, Sudán del Sur, República Centroafricana, Yemen, Libia o Somalia, países con los que Washington ha tenido o tiene malas relaciones.

¿Contra quién es esta sanción y en qué consiste?

Esta sanción se aplica a siete altos cargos del Gobierno de Nicolás Maduro por supuestas violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela. Los siete funcionarios sancionados son:

Antonio Benavides Torres, Comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Central (REDI)
Gustavo González López, director de la policía política SEBIN
Justo Noguera Pietri, presidente de la Corporación Venezolana de Guayana y ex comandante de la Guardia Nacional
Katherine Haringhton, fiscal 20 del Ministerio Público
Manuel Pérez Urdaneta, policía nacional bolivariana
Manuel Bernal Martínez, comandante de la 31 brigada armada del Ejército
Miguel Vivas Landino, Inspector General de las Fuerzas Armadas

 

Con la aplicación de esta sanción, EEUU ha bloqueado los bienes de estas personas y prohibido su entrada al país. "La restricción de la libertad de expresión, el uso de la violencia, las violaciones de Derechos Humanos y los abusos en respuesta a protestas antigubernamentales; el arresto arbitrario y detención de manifestantes y la creciente presencia de una corrupción pública significativa", declaró Barack Obama para justificar la aplicación de estas sanciones.

Horas después de estas declaraciones del presidente estadounidense el pasado 9 de marzo, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, acusó a Estados Unidos de estar preparando una intervención militar en el país sudamericano. “Lo que viene y están planificando son ataques sobre nuestra tierra. Ataques militares. Estas resoluciones de emergencia las utiliza el imperialismo norteamericano cada vez que va atacar un pueblo”, afirmó Cabello.

El vaivén  de declaraciones no quedó ahí. Desde la Casa Blanca contestaron que el gobierno estadounidense considera como un acto de poca seriedad el recurrente recurso del gobierno venezolano de tejer teorías conspirativas para acusar a líderes de la oposición o a otros países de los problemas que enfrente internamente. “Hemos visto muchas veces que el gobierno de Venezuela trata de distraer de sus propias acciones al culpar a los Estados Unidos u otros miembros de la comunidad internacional por los eventos dentro de Venezuela. Estos esfuerzos reflejan una falta de seriedad por parte del gobierno de Venezuela para tratar con la situación grave que enfrenta”, afirmaron desde la Casa Blanca en un comunicado.

Reacciones del pueblo venezolano

La comunidad venezolana asentada en Miami celebró la decisión estadounidense e incluso declararon que el presidente Obama debe incrementar la lista de sancionados.

Desde otros sectores se han denunciado presiones para firmar contra el decreto que en twitter se ha convertido en hangstag #ObamaDerogaElDecretoYa.  Servando Carbone, coordinador nacional de Unete, confirmó presiones contra los trabajadores en varios organismos y ministerios. “En Pdvsa (Petróleos de Venezuela) y en el Ministerio de Finanzas hay una instrucción de los gerentes para que los trabajadores firmen. En el Ministerio del Trabajo utilizan a los trabajadores para que recojan las firmas; lo mismo en el INE (Instituto Nacional de Estadística) y en el INTT (Instituto Nacional de Transporte Terrestre). La amenaza es el despido”, aseguró. “Los comandos de la GNB (Guardia Nacional de Venezuela), el Ejército y la Armada dieron la orden a los batallones de que firmen. Además, presionan a los trabajadores del Ministerio de la Defensa. Esto es terrorismo laboral porque la gente firma para preservar su trabajo”, añadió Carbone.

Por su parte también se han conocido presiones en centros educativos. El Ministerio de Educación de Venezuela, emitió un comunicado donde asegura que hasta las instituciones privadas deben esforzarse para que los niños escriban cartas y realicen dibujos, en apoyo al presidente Maduro por las sanciones impuestas a quienes violentaron derechos humanos. En la misiva el ministerio de educación, solicita no solo las cartas contra el presidente Obama, sino que aseguran que las recolectaran.

Pero apoyos contra el decreto no faltan. Uno de ellos es el de Fernando Travieso, profesor del Centro de Estudios en Ciencias de la Energía (CECE) de la UBV, y el coordinador del Observatorio Socialista Petrolero de la UBV. El profesor además señala una razón por la que el gobierno estadounidense ha aplicado esta sanción. “Los países que no pertenecen a la OPEP, como EEUU, por cada 15 barriles producidos sólo descubren uno; las compañías transnacionales están produciendo petróleo con las reservas que consiguieron hace 25 años, porque no están consiguiendo cómo reponer lo que está bajo tierra. EEUU se está quedando sin reservas y por eso Venezuela se vuelve un blanco.”

Con presiones o sin ellas, el presidente Nicolás Maduro ha conseguido 4,5 millones de firmas para exigir a Barack Obama que derogue el decreto que declara a Venezuela como una amenaza al territorio norteamericano. Decreto, recordemos, que por ahora ha consistido en el bloqueo de los bienes de los siete funcionarios sancionados y la prohibición de su entrada a Estados Unidos. Además, Maduro inició una demostración de poder militar con el despliegue del ejército Escudo Bolivariano en suelo venezolano que ha finalizado hace tres días. "Han culminado 15 días de despliegue del ejercicio 'Escudo Bolivariano' de preparación para la defensa armada y no armada de la patria, para hacer de nuestra patria una patria inexpugnable,(para) que jamás la bota extranjera del imperio estadounidense pueda tocar la tierra sagrada de Simón Bolívar. Y lo garantizamos con la unión cívico-militar", expresó Maduro al recibir el informe militar.

¿Desproporcionado?

Razones, implicados y reacciones de las sanciones de Obama contra Venezuela
Comentarios