El 'Daily Mail' denunció un plan para culpar al gobierno sirio de usar armas químicas

En enero, el Daily Mail denunció un plan de "falsa bandera" para culpar al gobierno sirio de usar armas químicas.
En enero, el 'Daily Mail' denunció un plan de falsa bandera para culpar al gobierno sirio de usar armas químicas.

En enero, el 'Daily Mail' publicó una denuncia fundamentada en cables filtrados de un contratista británico en defensa señalando la posibilidad de una operación de falsa bandera en Siria.

El 'Daily Mail' denunció un plan para culpar al gobierno sirio de usar armas químicas

El 29 de enero de 2013, el periódico Daily Mail publicó una denuncia fundamentada en cables filtrados de un contratista británico en defensa señalando la posibilidad de una operación de falsa bandera para culpar al régimen sirio de usar armas químicas contra la población civil.

El 25 de diciembre de 2012 un correo electrónico de David Goulding, director de  Britam Defense Ltd. a Phil Dougthy, ejecutivo de operaciones en los Emiratos Arabes Unidos de la compañía, describía una propuesta de los qataríes, quienes afirmaban contar con el apoyo de Washington.

“Debemos  llevar las armas químicas a Homs, de origen soviético tomadas en Libia que deben ser similares a las que debe tener Assad”, y agrega: “Ellos (los qataríes) quieren que despleguemos a nuestro personal ucraniano, que hable ruso, y hacer un video”. Finalmente, Goulding admite que no le parece una buena idea, “pero el monto propuesto es enorme”, acota.

Desaparece el artículo

El Daily Mail afirmó contactarse con Britam sin respuesta alguna. El correo electrónico fue originalmente difundido por un hacker alemán que había penetrado en un servidor malayo. Curiosamente el diario británico eliminó el artículo de su versión on line.

Britam, con su cuartel general en Londres, es una compañía del sector militar privatizado, que desde la era Bush tuvo su auge y cuyo ejemplo más conocido fue Blackwater, ahora renombrada Xe. Entre otras habilidades, Britam se promociona como una empresa especializada en los sectores del gas y el petróleo.

Ataque real

Este 21 de agosto George Sabra, vocero del Consejo Nacional Sirio (CNS) que agrupa a los grupos opositores que buscan derrocar al régimen de Bashar al-Assad, entre ellos los grupos salafistas del Frente al-Nusra, vinculado a Al Qaeda, denunció desde Estambul que unas 1.300 personas habían perecido por un ataque del ejército sirio con gas sarín en los suburbios de Damasco.

Al mismo tiempo, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG fundada en Londres, afirmó que tres barrios fueron atacados con misiles que portaban armas químicas.

Curiosamente, los ataques se produjeron al mismo tiempo en que se encontraban en Siria el equipo de expertos en armas químicas de la ONU, encabezados por el sueco Ake Sellstorm. Precisamente al-Assad pidió públicamente en reiteradas ocasiones que la ONU enviase a sus inspectores. El 15 de agosto, el régimen sirio oficializó la aceptación para que el equipo del organismo multilateral visitara al país e investigara las acusaciones.

El pasado 1° de mayo, el embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Jafari, denunció ante el Consejo de Seguridad que existía un complot para vincular al régimen con el uso de armas químicas. Cuatro meses más tarde, la cancillería rusa emitió un comunicado calificando de “provocación” la campaña lanzada para acusar al gobierno de al-Assad con el uso de armas químicas.

El vocero de la cancillería rusa, Alexander Lukashévich apuntó a la llamativa casualidad de que el hecho suceda simultáneamente a la presencia del equipo de la ONU.

Lukashévich señaló que hay indicios de que "desde una posición ocupada por los insurgentes" se lanzó al lugar de los hechos un "misil de fabricación casera cargado con una sustancia tóxica y similar al que los terroristas usaron el 19 de marzo pasado en la localidad de Jan al Asal", donde 25 personas murieron en Alepo por un ataque con armas químicas por parte del terrorismo opositor.

¿Una operación de falsa bandera?

La posible utilización de una operación de falsa bandera que busque allanar el inicio de una acción militar abierta por parte de Estados Unidos y la Unión Europea contra el régimen de Siria, no es la primera vez que se comenta. En mayo tuvo lugar la masacre de Hula, donde perecieron 108 víctimas, entre ellas 49 niños y 34 mujeres.

El hecho pretendió jugar el mismo papel de disparador que cumplió la presunta masacre que las fuerzas de Saddam Hussein provocaron en un hospital kuwaití en 1990, dejando a los bebés morir desamparados fuera de las incubadoras. Una burda maniobra que tuvo como protagonista a una compungida enfermera…que resultó ser la hija del embajador de Kuwait en Washington.

Según el general Suleiman, entre 600 y 800 hombres bien equipados se reunieron en Hula después de las oraciones del viernes y lanzaron los ataques en contra de los puestos de policía en un intento por consolidar la zona bajo su control. Mientras la policía siria estaba acorralada luchando combatiendo a los rebeldes, que tenían ametralladoras, cohetes antitanques y morteros, otros rebeldes armados llevaron a cabo la masacre, la cual al comienzo tuvo como objetivo a la familia del miembro de la Asamblea Popular Abdul Moa'ti Mashlab, pero pronto se extendió a otras familias.

El 'Daily Mail' denunció un plan para culpar al gobierno sirio de usar armas químicas
Comentarios