París, viernes y 13 es el título de un nuevo episodio de terror sin precedentes en Francia

François Hollande.
François Hollande.

Los medios retransmiten en directo gracias a los móviles el primer tiroteo en el décimo arrondissement de París. Personas que se encontraban disfrutando de la noche se encuentran tiradas en el suelo...

París, viernes y 13 es el título de un nuevo episodio de terror sin precedentes en Francia

Los medios retransmiten en directo gracias a los móviles el primer tiroteo en el décimo arrondissement de París. Personas que se encontraban hace unos minutos disfrutando de la noche se encuentran tiradas en el suelo...

 

París, viernes y 13: es el título de una película de terror... Después de una semana corta en la que los franceses han celebrado este miércoles 11 de noviembre la conmemoración del Armisticio, la historia se repite...

En la televisión se retransmite el encuentro amistoso de fútbol entre Francia y Alemania, y entre el público se encuentra el presidente de la República Francesa: François Hollande. En el intermedio se oyen varias explosiones y el ambiente deja de ser festivo.

Los medios de comunicación retransmiten casi en directo gracias a los teléfonos móviles el primer tiroteo en el décimo arrondissement de París. Un horror. Muchas de las personas que se encontraban hace unos minutos disfrutando de la noche del viernes, se encuentran tiradas en el suelo de la terraza del restaurante Petit Cambodge. Hay varios muertos pero imposible concretar la cifra, ya que la prioridad es detener a los tres encapuchados que han abierto fuego contra los viandantes y que han huido en un coche negro sin que la policía haya podido detenerles. La gente que se encontraba dentro y en los alrededores del restaurante corren desesperadas sin saber a donde ir, con el sonido de fondo de los disparos y el de los gritos de la policía pidiéndoles que se escondan y que abandonen las calles.

Sin poder determinar si son las mismas personas, otro tiroteo estalla en la rue de Charonne en el arrondissement número once de París. Tres granadas estallan en la sala de espectáculos Bataclan durante un concierto, en el que varios medios aseguran que hay entorno a una treintena de fallecidos y un número incalculable de víctimas. Incalculable porque continuó el secuestro en dicha sala, de las personas que han sobrevivido a las granadas y al posterior tiroteo.

Tres personas muertas en los alrededores del estadio y varias explosiones con bombonas de gas, a pesar de lo cual, el partido no se interrumpe ante el miedo de un ataque de pánico generalizado entre el público presente. Mientras tanto Hollande abandonaba precipitadamente el estadio, dirigiéndose al Ministerio del interior y convocando una célula de crisis con su ministro Bernard Cazeneuve, y el primer ministro, Manuel Valls.

El partido de fútbol ha concluido y los agentes de seguridad han abierto ya todas las puertas del Stade de France. Parte del público asistente ha abandonado ya el estadio, sin embargo, la televisión deja una imagen que en mi opinión refleja de un modo extraño el horror de este terrible momento: mucha gente se queda dentro y se instalan en el césped conectados a sus teléfonos...

La noche se saldaría con 128 muertos en París.

París, viernes y 13 es el título de un nuevo episodio de terror sin precedentes en Francia
Comentarios