El país está abocado a un plan de reindustrialización si quiere salir adelante

La industria farmacéutica es un sector estratégico.
La industria farmacéutica es un sector estratégico.

Su economía no debería perder el tren que se ha puesto en marcha en la UE: la recuperación de la industria en base a la nueva tecnología llamada fábricas 4.0. 

El país está abocado a un plan de reindustrialización si quiere salir adelante

Se economía no debería perder el tren que se ha puesto en marcha en la UE: la recuperación de la industria en base a la nueva tecnología llamada fábricas 4.0. 

Cuando en 2011 Estados Unidos, a través del impulso del gobierno del presidente Barak Obama, decidió que había llegado el momento de volver a reindustrializar el país, volver a montar las fábricas en territorio norteamericano (estaban fabricando en otros países), se dio el primer paso para que los demás gobiernos del mundo hiciesen lo propio. Todo ello con el fin de aumentar el valor añadido interno, asegurarse la producción, no estar a expensas de huelgas en los países productores, además de crear empleos para los propios habitantes.

En 2014 la UE emplaza a los países miembros a promover un plan para recuperar la industria. Plan que trata de aumentar del actual 15.2%, de participación de la industria en el PIB, al 20.1% en el año 2020. La finalidad es lograr con ello que la tasa de paro europea baje del actual 12.3%. Implica tener en Europa casi 20 millones de parados.

En 2012 Alemania ha dado un gran paso adelante al crear “manufactura 4”, un acuerdo del gobierno para dotar de medios y apoyar a las empresas en la puesta en marcha de la nueva tecnología conocida por “fábricas 4.0”. Igualmente en el Reino Unido han tomado medidas similares.

Las fábricas de producción montadas en Asia, en China sobretodo, lo que se ha dado en llamar la externalización o deslocalización de la producción industrial, han traído como consecuencia la desindustrialización en la economía occidental.

Las fábricas deben volver a Europa de la mano de la nueva tecnología, nueva maquinaria que sustituya a la antigua, obsoleta. Innovación tecnológica como la robótica, la nanotecnología, la nueva informática, maquinaria como las fábricas de última tecnología fábricas 4.0.

Dimensión de las empresas en España
Tamaño                     Empleados            Nº de empresas
Micro                                     0                     1.800.000
Micro                       de  1 a    9                    1.300.000
Pequeñas                   10 a   49                      130.000
Medianas                    50 a 249                        20.000
PYMES                        0 a 249                   3.250.000
Grandes                 más de 250                         3.800
Total empresas                                         3.253.800

 

Quiero esto decir que el 99.9% de las empresas son PYMES y el 0.1% son grandes empresas. Con 0 empleados (empresas del propietario) hay 1.800.000 microempresas. En 1980 la industria suponía el 31% del PIB, en 2013 la industria sólo es el 15% del PIB. Escuchamos decir cada día a la gente: “no hay trabajo”, deben crearse:

> Sectores que demanden empleo.

> Un Plan de empleo para jóvenes: Plan para 700.000 jóvenes ni-ni (que ni estudian ni trabajan). Posible vuelta de 300.000 jóvenes emigrados.

< Empleo para mayores de 45 años sin empleo.

La caída de la construcción debe ser sustituida por otro tipo de industria. Esto hará aumentar la producción, el PIB, las rentas y como consecuencia la Demanda Agregada. En España hay muy buenos ingenieros, muy buenas empresas de construcción de maquinaria, de máquina herramienta, de empresas que construyen otras “llave en mano”.

Para ello hay que acometer:

> Un plan de acción, apoyo a estas empresas, para que mediante un plan de marketing popularicen entre las empresas españolas y los emprendedores, la nueva tecnología “fábricas 4.0”, última generación de maquinaria, renovación de maquinaria obsoleta.

> Créditos por el ICO a empresas para la compra de maquinaria a interés muy bajo. Los bancos no deben hacer  “Carry Trade”: el dinero prestado por el Banco Central Europeo al  0.5% lo dedican los bancos privados a comprar Deuda Publica española al 4%. La banca no concede créditos

> Estamos señalando fábricas como las que en España están en el sector de la impresión en 3 D. Es la impresión en tres dimensiones para construir piezas de diversos materiales como cerámica, plástico o metal, pero a base de utilizar impresoras mediante polvo de metales, polvo de cerámica o polvo de plásticos. Pueden hacer cualquier pieza acumulando capas de estos materiales, mediante impresora y sin utilizar soldaduras.

> Dentro del Estado destaca el País Vasco, que está a la cabeza. El Gobierno Vasco ha impulsado los recursos para su proyecto “Basque Industry 4.0” para tratar de colocar a Euskadi a la cabeza de la cuarta revolución industrial con la “fábrica inteligente”. El objetivo señalado es que en 2020 la industria represente el 25% del PIB vasco.

Resumiendo: El Gobierno español debe acometer sin pérdida de tiempo el “Proyecto máquinas 4.0”. Un proyecto de industrialización para cambiar la producción. Debe formar un equipo en el Ministerio de Industria para encargarse de este tema. Organizar, comunicar y facilitar créditos para que las fábricas conozcan y utilicen la nueva tecnología, dando a conocer que empresas pueden fabricarlas. Sería conveniente que las asociaciones de emprendedores, las PYMES, facultades de Ingenieros Industriales, las Escuelas de Formación Profesional etc. fuesen informadas de la nueva tecnologías de fábricas 4.0. Una autentica revolución industrial que puede acabar con la actual maquinaria, ya obsoleta, como la implantada en China. Ahora se trataría de montar la nueva maquinaria en España, desplazando a la maquinaria antigua por máquinas muy productivas que utilizan mano de obra muy cualificada. Las fábricas en Asia  ya no son más competitivas en costes, sino en la demanda por su enorme población. Las empresas de producción españolas que se han situado en China (no decimos las empresas comerciales, exportadoras españolas, o las de servicios) posiblemente puedan volver, no dejar el valor añadido fuera, sino en España.

El país está abocado a un plan de reindustrialización si quiere salir adelante
Comentarios