Nuevo baño de sangre en Argelia, donde finalizó el asalto del Ejército a la planta de gas

# Análisis de MARIO GONTADE
>> Al menos siete rehenes extranjeros y 11 terroristas resultaron muertos durante la operación de las fuerzas armadas argelinas para terminar con el secuestro.
>> La tensión es cada vez más acusada y en Occidente arraiga a idea de que el asalto justifica más la intervención en Mali, capitaneada por Francia.
Nuevo baño de sangre en Argelia, donde finalizó el asalto del Ejército a la planta de gas

Argelia se ha convertido en un nuevo foco de violencia a raíz de la crisis de Mali. hector pastor fernandez via Compfight

Decenas de personas han perdido la vida desde que se inició el secuestro de la planta de gas de Argelia, el pasado miércoles. Más de 600 cautivos lograron escapar. Las últimas noticias llegadas a MUNDIARIO indican que siete rehenes extranjeros han muerto y 11 secuestradores han sido abatidos durante el asalto final lanzado este sábado por las fuerzas especiales contra la planta gasística de In Amenas, en el Sáhara argelino, según portavoces de la seguridad del país magrebí que cita el diario El País.

Entre extranjeros y argelinos, el número de rehenes muertos en el Sáhara de Argelia oscila entre 25 y 27 desde la madrugada del miércoles, cuando un grupo fuertemente armado de yihadistas pertenecientes al grupo "Los que firman con su sangre", liderado por Mojtar Belmojtar, uno de los fundadores de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), atacó la mencionada planta de gas.

Los yihadistas tomaron como rehenes a centenares de personas y debieron afrontar un primer asalto lanzado el jueves por las fuerzas especiales del Ejército argelino. Según distintas fuentes, un total de 29 terroristas habría muerto desde que se inició la operación para liberar la planta, hace 48 horas.

La tensión es cada vez más acusada y en Occidente arraiga a idea de que el asalto justifica más la intervención en Mali, capitaneada por Francia. Argelia se ha convertido en un nuevo foco de violencia a raíz de la crisis de Mali.

Tras el asalto militar del pasado jueves, durante el que fueron liberados, según fuentes oficiales, cerca de 600 argelinos y un centenar de extranjeros, un grupo de yihadistas logró atrincherarse con siete rehenes occidentales en el corazón de la inmensa planta de gas del sur de Argelia. “Fue una operación muy compleja que logró evitar algo peor”, aseguró el Ejército de Argelia para justificar el asalto. “De pronto hubo explosiones. Rompieron todas las puertas mientras gritaban: ‘Solo buscamos a los extranjeros”, relató un cautivo que cita el diaro El País.

Nuevo baño de sangre en Argelia, donde finalizó el asalto del Ejército a la planta de gas
Comentarios