Nigeria llora en el primer aniversario de las niñas secuestradas por Boko Haram

Michelle Obama con un cartel de la campaña #BringBackOurGirls.
Michelle Obama con un cartel de la campaña #BringBackOurGirls.

Un año después el mundo recuerda bajo la campaña internacional 'Bring Back Our Girls' como el grupo yihadista Boko Haram sigue sin devolver a las pequeñas a sus hogares.

Nigeria llora en el primer aniversario de las niñas secuestradas por Boko Haram

Un año después el mundo recuerda bajo la campaña internacional 'Bring Back Our Girls' como el grupo yihadista Boko Haram sigue sin devolver a las pequeñas a sus hogares.

 

Hace un año el grupo yihadista Boko Haram secuestró a 276 niñas de un internado en Chibok, al noroeste de Nigeria. A pesar de las promesas del Gobierno nacional y las  comisiones internacionales, después de un año todavía siguen 219 desaparecidas y no parece que estén cerca de volver.

Existen hipótesis sobre el lugar en dónde están retenidas las escolares, unos piensan que las tienen escondidas en algún lugar del desierto africano, otros que las han asesinado, y la última conjetura apunta a que los islamistas las trasladaron con ellos al bosque de Sambisa, una reserva natural que sirve como última fortaleza para el grupo.

Los padres de las víctimas, junto a Obiageli Ezekwesilieze, exministra de Educación y exvicepresidenta de la división para África del Banco Mundial, continúan su lucha  por conseguir la liberación de las niñas y piden que el caso no se olvide.  Samuel Yanga, padre de una de las chicas cuenta que ellos no tienen comunicación directa con el Gobierno y “nadie parece pensar que nos merecemos una explicación de cómo está la situación. Cada día nos consolamos como podemos, pero también estamos un poco  más cerca de la desesperación total”.

Según el jefe del Estado Mayor nigeriano, el teniente general Kenneth Minimah, “en todas las zonas que hemos liberado, nuestras investigaciones  no han logrado encontrar a nadie que hubiera tenido contacto con las chicas, pero somos optimistas y esperamos poder ofrecer el relato completo una vez lleguemos a Sambisa”. Sin embargo, fuentes de seguridad temen que si el Ejército no es capaz de encontrar a las chicas en Sambisa, que es el único sitio en el que se podría esconder a un grupo tan numeroso sin levantar sospechas, lo más probable es que Boko Haram las haya separado y vendido como esposas o esclavas sexuales.

Las autoridades nigerianas creen "de forma realista que esas pobres chicas serán encontradas" e incluso que ya tienen preparada la terapia que deberán seguir para "recoger los trozos que queden de ellas una vez las recuperemos", afirmó el gobernador de Borno, Kashim Shettima.

Después de 365 días de secuestro y la campaña #BringBackOurGirls (Devolvednos a nuestras chicas), la movilización internacional cesó sus esfuerzos iniciales, a pesar de que lo ocurrido con las jóvenes de Chibok no es un caso aislado. Amnistía Internacional recuerda que el grupo también es responsable del secuestro de al menos 2.000 mujeres y niñas desde principios de 2014.

Nigeria llora en el primer aniversario de las niñas secuestradas por Boko Haram
Comentarios