Disparan a una joven turca por desobedecer y participar en un reality musical

Mutlu Kaya
Imagen de la joven Mutlu Kaya en su presentación en el talent show. / Twitter

El padre amenazó de muerte a su hija Mutlu Kaya de 19 años, prohibiendo su participación en el talent show por considerarlo una deshonra para la familia. 

Disparan a una joven turca por desobedecer y participar en un reality musical

El padre amenazó de muerte a su hija Mutlu Kaya de 19 años, prohibiendo su participación en el talent show por considerarlo una deshonra para la familia. 

 

La joven turca Mutlu Kaya de 19 años está ingresada en un hospital de Diyarbakir por recibir un disparo en la cabeza que se presume lo realizó un miembro de su familia paterna por ‘deshonrar’ a la familia al participar en el talent show Sesin çok güzel (Suena muy bien), parecido al Operación Triunfo de España.

Todo comenzó en abril cuando la joven decidió participar en el casting del concurso y su voz angelical cautivó al jurado con la canción 'Heveslik Eyledim' del folklorista local Musa Eroglu, dándole la oportunidad de seguir compitiendo. Sin embargo, ese sueño no era de agrado para el patriarca que veía muy mal que una mujer de su familia participara en un concurso musical, y desde ese momento empezó a recibir amenazas de muerte.

Mutlu Kaya
Mutlu Kaya con el cabello al aire. / Instagram

 

Según informó uno de los periódicos del país 'Hürriyet', su padre Mehmet Kaya y su novio Veysi Ercan con el que llevaba un año y medio, son dos de los precursores de este atentado. Aunque el novio argumenta que no quería que ella participara en el concurso, y discutieron por eso. Pero no le disparo porque está enamorado de Mutlu.

La carrera de Kaya pareció encaminada antes de empezar, porque entre el jurado estaba Sibel Can, una célebre cantante que viajó expresamente a Diyarbakir, el pueblo de la joven, para convencerla de que se pusiese bajo su tutela musical. "Cuando oyeron que iba a unirme al concurso, me dijeron que iban a matarme. Tengo miedo", expresó la joven a la producción del programa.

Mutlu Kaya y Sibel Can
Mutlu Kaya con su maestra musical, Sibel Can. / Twitter 

 

Sin embargo, la ilusión fue más fuerte y decidió emprender un camino musical en Estambul, sin imaginar que las consecuencias la llevarían a un hospital. A pesar de su situación, los médicos no temen por la vida de la joven y han notificado su progreso. Aunque creen que no podrá volver a cantar.

MUNDIARIO habló con Abigail, nombre ficticio de una mujer del sureste turco donde vive gran porcentaje de la comunidad kurda. Ella está radicada en Madrid, y habla un correcto español, pero prefiere no decir su verdadero nombre por miedo a ser reconocida por su núcleo familiar. Cuando se le preguntó qué opinaba sobre este suceso, responde: "no me sorprende, en nuestra cultura las mujeres cuando no estamos casadas tenemos que obedecer a nuestro padre, y una vez nos unimos en matrimonio estamos sometidas a la voluntad de nuestro esposo. Si no obedecemos podemos ser repudiadas no solo por nuestra familia, sino por todo el pueblo, y tenemos miedo".

Mutlu Kaya
Mutlu Kaya mira al horizonte con sus ojos verdes. / Twitter

 

Por otro lado, Ali, un kurdo afianzado en España, cree que "no estuvo bien que ella desobedeciera a su padre, porque en nuestra cultura deshonrar a la familia es una de las cosas más graves que podemos hacer, y si hubiera sido un hombre, se paga con el destierro o con la muerte. Pero creo que no es un motivo para matar a una de nuestras mujeres". Cuando se le pregunta qué cree que opinan las mujeres de su comunidad, nos cuenta "para nuestras mujeres es normal ser madres y esposas, desde pequeñas son educadas para ser una buena esposa. Se casan muy jóvenes porque nuestra cultura no ve bien que estén hoy con uno y mañana con otro. De hecho, las mujeres de nosotros no entienden el comportamiento de las occidentales". 

Madre de la joven turca Mutlu Kaya. / Twitter
Madre de la joven turca Mutlu Kaya en la presentación de su hija en el talent show. / Twitter

 

Los turcos del sureste por su ideología de independencia consideran que su tierra forma parte de "Kurdistán", y tienen unas costumbres más conservadoras que el resto del país, haciendo hincapié en las diferencias culturales, por eso, allí son frecuentes los llamados 'crímenes de honor', que son asesinatos de mujeres jóvenes cometidos en general por los hombres del clan familiar: padre, hermanos, tíos, para evitar que una conducta que consideran ‘indecente' dañe el nombre de la familia frente a su pueblo, que en su mayoría se compone de miembros del mismo linaje.

Según datos de la revista turca 'Bianet', que denuncia la violación de los derechos humanos en el país, cada año mueren entre 200 y 250 mujeres en Turquía por crímenes machistas, y en lo que va de año la cifra de víctimas ya llega a 94. 

Disparan a una joven turca por desobedecer y participar en un reality musical
Comentarios