Mercedes intentó acallar el escándalo del fallo de sus frenos abonando algunas reparaciones

El fallido sistema de frenos SBC fabricado por Bosch para Mercedes-Benz

# Análisis de JOSÉ LUIS GÓMEZ
>> Llegó un momento en que Mercedes-Benz se vio superada por la avalancha de fallos y decidió empezar a cobrar a sus clientes cantidades que superan los 2.200 euros por instalar un sistema de frenos completamente nuevo.
>> La fabricante del sistema de frenos SBC es la también alemana Bosch.

Mercedes intentó acallar el escándalo del fallo de sus frenos abonando algunas reparaciones

Mercedes-Benz intentó acallar el escándalo del fallo de su sistema de frenos SBC abonándoles a algunos propietarios de Mercedes E y SL las sustituciones de las piezas, pero llegó un momento en que se vio superada y decidió empezar a cobrarles cantidades que superan los 2.200 euros.

El problema de dicho sistema de frenado, fabricado por Bosch, es tal que exige la sustitución de piezas esenciales. Se trata de un sistema adquirido por Mercedes-Benz que resultó fallido. Tanto, que este fabricante alemán se vio obligado a dejar de instalarlo, tras haberlo hecho en modelos E y SL.

Un problema que afecta a la seguridad

En su desesperada búsqueda de argumentos para defenderse ante los clientes afectados, Mercedes-Benz llegó al extremo de comparar la sustitución del sistema de frenado con el cambio de una correa de distribución. "Semejante comparación -explicó un afectado a MUNDIARIO- es cuando menos desafortunada. Para empezar, mi coche no lleva correa de distribución, sino cadena, y ésta no tiene que sustituirse. Deberían saber –parece mentira que digan eso desde Mercedes- que la correa tiene un mantenimiento predeterminado. Por ejemplo, se sustituye cada x kilómetros, sin esperar a que rompa. Y también deberían saber que la correa no afecta a la seguridad y que los frenos sí".

Para este cliente, "todo esto que debatimos, en realidad es muy elemental: los frenos de la marca Bosch que Mercedes-Benz ha instalado en modelos E y SL constituyen un sistema mal diseñado que falla aleatoriamente y no de manera predeteminada".

Vehículos afectados

Según estimaciones de MUNDIARIO, en total puede haber en el mundo cerca de 700.000 vehículos afectados por el sistema SBC de Bosch, una vez instalado en los modelos de Mercedes de la Clase E y SL, si bien algunos de estos vehículos ya fueron retirados de la circulación.

Las unidades de la Clase E fabricadas defectuosamente empezaron a producirse en marzo de 2002 y los de la Clase SL, de alta gama, en octubre de 2001.

Mercedes intentó acallar el escándalo del fallo de sus frenos abonando algunas reparaciones
Comentarios