Luis Caramés: 'El reparto de los sacrificios en España fue muy desigual'

Luis Caramés. / Mundiario
Luis Caramés.

Salir de la crisis exige, en su opinión, un nivel  de paro homologable a la media europea. Sin olvidar que el empleo que se está creando está muy ligado a estacionalidad y precariedad.

Luis Caramés: 'El reparto de los sacrificios en España fue muy desigual'

Salir de la crisis exige, en su opinión, un nivel  de paro homologable a la media europea. Sin olvidar que el empleo que se está creando está muy ligado a estacionalidad y precariedad.

El catedrático de Hacienda Pública de la USC Luis Caramés Viéitez fue nombrado académico numerario de la Real Academia Galega de Ciencias (RAGC), en la sección de Ciencias Sociais e Económicas. Su incorporación, ya anunciada en el acto de apertura del curso por el presidente de la RAGC, Miguel A. Ríos, tendrá lugar el día 27 de mayo, a las 7 de la tarde, en el Pazo de San Roque, rúa San Roque 2, en Santiago de Compostela. MUNDIARIO le ha entrevistado.

- ¿Qué ha significado para usted su elección como académico de la Real Academia Galega de Ciencias, en la sección de Ciencias Sociais e Económicas?

- Una sorpresa y una sensación de que, sin ser demasiado consciente del paso del tiempo, la biografía se me ha venido encima. Con toda modestia, pero sin negar que uno ha entregado muchos años a la Universidad pública.

- ¿Cree que la economía es una ciencia bien tratada en España?

- El trabajo intelectual de cualquier especie no es bien tratado en España. Lo que ocurre es que la economía nos acompaña en lo bueno y en lo malo, tiene ciclos y nuestro propio ciclo vital es afectado por ellos. Además, una sociedad que se ha vuelto tan mediática, con sus ventajas y sus inconvenientes, demanda al economista que lo explique y que haga predicciones. Y no siempre se tiene la prudencia que el estado del conocimiento aconseja y, también, la mezcla partidaria de política y economía no siempre es percibida como tal y se vende como ciencia.

- ¿Qué impresión tiene sobre la salida de la crisis económica en España?

- España ha padecido una crisis brutal, como consecuencia del contagio de las 'subprimes', pero con características idiosincráticas propias, como el hiperdesarrollo de la construcción residencial. Una regulación laxa llevó a nivel mundial a una acumulaación de crisis financieras. Y no es cierto que los economistas no hubiesen alertado de lo que se nos avecinaba. Precisamente de estos aspectos tratará mi discurso de ingreso en la Real Academia Galega de Ciencias.

- ¿Cómo se repartieron los sacrificios de la devaluación interna?

- España eligió la devaluación interna como el camino de salida de la crisis. Lo cierto es que la economía necesitaba hacer fuertes ajustes, pero la transición hacia la salida del túnel se ha hecho con un reparto de los sacrificios muy desigual, y con reducciones del gasto público demasiado lineales, es decir, injustas e ineficaces en algunos casos. Para mi es más importante su composición que su tamaño, si bien es cierto que la situación se había degradado mucho. Por otra parte, no se le pueden pedir milagros a la demanda interna, teniendo en cuenta lo deprimidos que están los salarios y el nivel real de paro.

- ¿Con qué nivel de paro considera posible hablar de la salida de la crisis en España?

- Pues me parece que con un nivel  de paro homologable a la media europea. Y no olvidemos que el empleo que se está creando está muy ligado a fenómenos estacionales y de elevada precariedad.

- Su trayectoria académica ha sido compatible con su presencia en relevantes puestos de la Administración y de la empresa. ¿Con qué se queda?

- Realmente no he tenido puestos políticos. Nunca me gustó el ejercicio de la política en un primer plano. Creo que hay que tener cualidades y características de las que carezco. Sí he opinado de política, tanto en los medios de comunicación como en ambientes más de debate, y he ayudado también en discursos para personalidades muy relevantes del mundo económico y financiero, pero la política en sentido estricto no ha sido para mí.

Un catedrático de prestigio
Luis Caramés es catedrático de Economía Aplicada en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Santiago, amplió estudios en la Universidad de Burdeos y es autor de numerosos trabajos de investigación y otras publicaciones. Fue decano de la Facultad de Económicas de la USC y director de su Departamento de Economía Aplicada, director de la Cátedra Bolívar (USC) para las relaciones con América Latina, y primer presidente del Consello Galego de Relacións Laborais. Es miembro correspondiente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, entre otros muchos méritos que acreditan su prestigio. Colabora regularmente con diversos medios de comunicación, en relación con temas de su especialidad. Con su ingreso en la Real Academia Galega de CienciasLuis Caramés se suma así a los ya académicos Xosé Manuel Beiras y Luis Suárez-Llanos, que fueron también decanos de la Facultad de Económicas de la USC.

 

Luis Caramés: 'El reparto de los sacrificios en España fue muy desigual'
Comentarios