Llevar minifalda o comer en Ramadán todavía es un delito en Marruecos

Concentración contra el arresto de dos chicas en minifalda. / Mundiario.
Concentración contra el arresto de dos chicas en minifalda. / Mundiario.

"Marruecos se presenta a veces como un ejemplo en el norte de África. En realidad, es un país que practica la detención arbitraria, la tortura y la dictadura", cita Mohamed Achahbar.

Llevar minifalda o comer en Ramadán todavía es un delito en Marruecos

"Marruecos se presenta a veces como un ejemplo en el norte de África. En realidad, es un país que practica la detención arbitraria, la tortura y la dictadura", cita Mohamed Achahbar, vicepresidente de la oficina belga de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), en una declaración a 'Levif'.

Dos casos de Marruecos han conmocionado a los medios de comunicación internacionales en las últimas semanas. El primero se trata de dos chicas jóvenes, de 19 y 23 años de edad, quienes fueron detenidas a mediados de junio en la localidad de Inezgane, cerca de la ciudad de Agadir en el sur de Marruecos.  Fueron víctimas del abuso sexual al cruzar un mercado popular, luego fueron rescatadas por la policía antes de ser llevadas a la comisaría donde tuvieron que firmar una confesión. Terminaron acusadas de "atentado contra el pudor" por llevar una minifalda. La sentencia es considerada "histórica" por varios activistas de la sociedad civil que salieron a la calle denunciando estos actos que violan la libertad individual.

El segundo caso se refiere al de cinco jóvenes que fueron arrestados por beber jugo de naranja durante el mes de Ramadán. Ahora se encuentran en prisión preventiva  hasta el 14 de julio y pueden ser condenados a 6 meses de prisión.

Hay tortura en Marruecos

El hecho de detener a algunas de las personas no es un acto novedoso ni muchísimo menos excepcional en Marruecos. "Estos hechos son simplemente ignorados regularmente por la prensa internacional y Marruecos siempre hará todo lo posible para mostrar una imagen positiva, pero el oeste es el responsable de mantener esta ilusión. La realidad es totalmente diferente”, asegura el vicepresidente de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

"Hoy en día, estos dos eventos se muestran como excepciones. Sin embargo, en este país, las detenciones arbitrarias de periodistas, activistas o cualquier persona que quiere cambiar la situación son comunes. Al igual que la tortura en las cárceles. Por último, el Rey Mohammed VI tiene todos los poderes”, apunta el activista. 

¿Por qué un marroquí no puede ser un ateo?

En 2011, la primavera árabe también ha afectado a Marruecos, dado que surgió el movimiento 20 de febrero para un cambio político y social. Una fuerza política de izquierda trató de sacar al país de una manera positiva. Pero el rey fue capaz de detener el movimiento de forma inteligente prometiendo una revisión de la Constitución. Lo hizo, pero a través de su propio comité. Por tanto, esta Constitución no tiene legitimidad real o credibilidad. Esta Constitución es conocida por ser arbitraria. Además ésta, en ninguna parte, indica cómo las personas deben vestirse o si se tiene que prohibir las mujeres en bikini en la playa o las chicas a no llevar minifalda cuando salgan de sus casas.

En Marruecos, se supone que si uno tiene un nombre marroquí debe ser musulmán de modo forzoso. No hay igualdad entre hombres y mujeres y no hay libertad de religión ya que en Marruecos no hay separación entre el Estado y la religión, o sea,  es un país que está lejos de ser laico.

Los ataques contra los homosexuales

En Fez, un chico joven sospechoso de ser un homosexual fue golpeado salvajemente. Las imágenes se han extendido como la pólvora por las redes sociales. El incidente se difundió a través de medios de comunicación y fue denunciado por una gran parte de la sociedad civil marroquí que ve necesario respetar  las orientaciones sexuales de las personas. Así  pues, se organizaron concentraciones para condenar los hechos.

Algunas voces intentaron vincular estos acontecimientos al Estado islámico, algo exagerado y absurdo. Pero no podemos descartar que la Constitución marroquí  es la que alienta este tipo de extremismo. Dado que, en lugar de proteger a la población marroquí, algunos tienen la impresión de que hay una especie de impunidad  en lo referente a estos actos y que puedan juzgar ellos mismo el resto de la sociedad. 

La mayoría quiere que las cosas cambien

Sin embargo, no se puede generalizar esta forma de ver las cosas. El interés mediático concedido a la detención de estas dos chicas podría dar la idea de que el ciudadano marroquí prometió acepta sin lugar a dudas el Código Penal, cuando en realidad la mayoría le gustaría ver que las cosas cambiasen. Debemos ser libres para determinar lo que creemos  y lo que no. Por eso debe haber una separación entre los poderes. Asociaciones como AMDH desean dar a conocer muchas cuestiones políticas. Pero puede haber un cambio fundamental en la sociedad marroquí si la ley respeta la diversidad. Y es en esto que los medios de comunicación y la sociedad internacional deben interesarse.

Llevar minifalda o comer en Ramadán todavía es un delito en Marruecos
Comentarios