¿Por qué la LFP denuncia solo al Deportivo ante el Comité de Competición?

La afición del Deportivo, lo mejor de Riazor.
La afición del Deportivo en Riazor.

La LFP ha dado a conocer el escrito de denuncia que remitirá al Comité de la Competició Profesional, en el que refleja que el único partido con incidentes fue el Depor-Eibar.

¿Por qué la LFP denuncia solo al Deportivo ante el Comité de Competición?

La LFP ha dado a conocer el escrito de denuncia que remitirá al Comité de la Competició Profesional, en el que refleja que el único partido con incidentes fue el Depor-Eibar.


En su escrito de denuncia, la LFP recuerda que, "conforme a la normativa de la Real Federación Española de Fútbol, enviará al Comité de la Competición Profesional, el martes de cada semana un escrito denunciando la entonación de cánticos que incitan a la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, siendo estas actuaciones contrarias al régimen jurídico previsto en el Código Disciplinario de la RFEF. Este mismo escrito de denuncia será trasladado cada jueves a la Comisión Antiviolencia".

Por lo que respecta a la jornada 22 de la Liga BBVA, para la Liga de Fútbol Profesional solo se produjo un incidente durante el partido Deportivo-Eibar disputado en Riazor, que relata textualmente en estos términos: "Entonación de cánticos en el recinto deportivo, durante el partido, en el minuto 23 y desde el grupo de espectadores del equipo local ubicado en la grada de “maratón inferior” del estadio y conocido como “Riazor Blues” del siguiente cántico: “VIGO NO, VIGO NO, VIGO NO; VIGO NO, VIGO NO, VIGO NO; HIJOS DE PUTA!; VIGO NO!”; TODO ELLO de manera repetida, y de forma coral y coordinada, por parte del mencionado grupo exclusivamente. Dichos cánticos no fueron seguidos ni coreados en ningún momento por el resto de espectadores presentes en el estadio, cuyo comportamiento fue correcto en todo momento".

La primera impresión es que puede considerarse un éxito que para la LFP en diez partidos el único incidente destacable haya sido ese sucedido en Riazor. Lo malo es que se crean que lo están haciendo muy bien y que ya han resuelto el problema.

Lo que es disparatado es el sistema de funcionamiento de nuestros organismos e instituciones, sean del ámbito que sea. Como se puede comprobar, la Liga con la normativa de la Federación le da traslado de una incidencia a un Comité y a una Comisión... vamos, que si a esto le añadimos un Observatorio, una Delegación y un grupo de sabios pues ya tenemos organizado un gran carajal.

Estoy completamente de acuerdo con tomar medidas contra la violencia en los estadios, pero como siempre sucede en este país o nos pasamos o no llegamos o, como en este caso, nos la cogemos con papel de fumar. Y, a la vista del escrito de la LFP, me planteo las siguientes cuestiones:

1. Supongo que lo que es sancionable o reprochable es la expresión 'hijos de puta', insulto desagradable a todas luces, pero que se puede escuchar a diario en cualquier semáforo o en la barra de un bar, sin que normalmente la cosa vaya más allá. Porque, ¿quién marca los límites de lo que se considera insulto? ¿Hijo de puta es siempe un insulto grave? ¿O depende del contexto? ¿O del tonito? ¿Y si te llaman hijo de árbitro? Porque para mí es mucho más ofensivo...

2. Cantar 'VIGO NO' incita a la violencia. ¿Y si se cantase VIGO SÍ, pero en tono irónico? ¿Y si en vez de a Vigo se le cantase que NO a 'una localidad del sur de Galicia cercana a Portugal'? Ya sabemos que los hinchas futboleros son muy ingeniosos y son capaces de componer otra canción solo para escapar del castigo de los inquisidores de la LFP.

3. Según el texto de denuncia, se cantó "de forma coral y coordinada"... ¡de forma coral y coordinada! ¡Coño, pues habrá que aplaudirles! Porque en este caso parece que se considera una agravante el cantar bien. O sea, que si cantan desafinando, ¿incitan menos a la violencia? ¿o se castiga la presunción de que los aficionados quedaron para ensayar?

Resulta muy curioso que para tratar sobre el tema de un cántico en un estadio, que puede ser más o menos desagradable, entren a estudiarlo Liga, Federación, Comité y Comisión, mientras que esos mismos organismos se pusieron de perfil, por ejemplo y solo por citar dos de los últimos casos que han tenido más repercusión, cuando Cristiano Ronaldo en Córdoba agredió a un rival y se dirigió con menosprecio a toda una afición, o cuando Arda Turan le lanzó una bota a un juez de línea durante un partido.

Señores de la LFP, tómense con seriedad un asunto tan grave como es la lucha contra la violencia, porque lo peor que podría suceder es que los aficionados esperasen la llegada del martes como quien espera la salida de una revista de humor, para leer su escrito de denuncia y troncharse de risa. @AleguimaD


 

¿Por qué la LFP denuncia solo al Deportivo ante el Comité de Competición?
Comentarios