Laurent Blanc revive en Londres el histórico gol de Kostadinov a Francia en el 93

Blanc, con la camiseta de Kostadinov al fondo
Blanc, con la camiseta de Kostadinov al fondo

Después de ver cómo el Chelsea remontaba la eliminatoria de cuartos de final en Champions, el técnico del PSG tuvo que soportar la mofa de la afición local

Laurent Blanc revive en Londres el histórico gol de Kostadinov a Francia en el 93

“Los viejos fantasmas nunca mueren”. Eso es lo que debió pensar el entrenador del PSG, Laurent Blanc, este martes en el norte de Londres cuando un aficionado exhibió desde la grada de Stamford Bridge la célebre camiseta del jugador búlgaro Kostadinov, el mismo que privó a Francia con su gol de disputar el Mundial de Estados Unidos de 1994. La imagen fue tan jocosa para los hinchas locales como inoportuna para el técnico francés, que acababa de ver cómo su equipo se dejaba remontar la eliminatoria de cuartos de final de Champions League ante el Chelsea.

 

La captura de pantalla corrió como la pólvora por las redes sociales y nos hizo rememorar una de las noches históricas del fútbol mundial que los más jóvenes en estas lides futbolísticas pueden desconocer.

 

Era el 17 de noviembre de 1993. Los franceses, con media clasificación en el bolsillo, necesitaban tan sólo un punto para ir al Mundial. Recibían en el parisino Parque de los Príncipes a una Bulgaria comandada por Hristo Stoichkov a la que sólo le valía la victoria. El ambiente en la capital francesa era festivo y el once, a priori, estaba a la altura de las circunstancias. Nombres como Desailly, Petit, Deschamps, Sauzée, Cantona y el propio Blanc conformaban una de las mejores plantillas recordadas en la Francia del momento. Las premisas para un final feliz estaban puestas, pero pocos contaron con el capricho de un destino que quiso hacer de aquel equipo búlgaro uno de los más recordados del fútbol mundial, dando la sorpresa posteriormente en USA'94 al alcanzar, incluso, las semifinales.

 

Si decíamos que las premisas estaban puestas, el guión venía en bandeja de plata merced al gol de Éric Cantona, que abría la lata en el minuto 32. Cinco minutos más tarde, sin embargo, Bulgaria conseguía poner algo de intensidad al empatar el encuentro. El epílogo de la noche más trágica del fútbol galo estaba aún por escribirse. Y se escribió. Lo hizo Emil Kostadinov, quien aprovechó un pase largo de un viejo conocido del fútbol español, Luboslav Penev, para ganar la partida a la zaga rival y colocar el 1-2 justo cuando se alcanzaba el minuto 90 de partido, haciendo enmudecer a las 48.000 almas que abarrotaban el Parque de los Príncipes.

Pese a que poco más de cuatro años más tarde la selección francesa logró hacerse con el Mundial de Francia'98 y posteriormente con la Eurocopa de Países Bajos/Holanda en el año 2000, el nombre de Emil Kostadinov aún hoy seguirá causando escalofríos a los más románticos aficionados francos.

Laurent Blanc revive en Londres el histórico gol de Kostadinov a Francia en el 93
Comentarios