Indignación en Latinoamérica por los insultos de Donald Trump a los mexicanos

Donald Trump, durante la presentación de su candidatura a la presidencia de Estados Unidos.
Donald Trump, durante la presentación de su candidatura a la presidencia de EE UU.

En la presentación de su candidatura a la Casa Blanca por el Partido Republicano dijo que México lleva droga, crimen y violadores a su país. Nueva crónica desde México.

Indignación en Latinoamérica por los insultos de Donald Trump a los mexicanos

En la presentación de su candidatura a la Casa Blanca por el Partido Republicano dijo que México lleva droga, crimen y violadores a su país. Nueva crónica desde México.

El multimillonario norteamericano Donald Trump ha provocado una ola de indignación en gran parte de Latinoamérica después de afirmar que “los mexicanos tiene un montón de problemas. Nos traen drogas, nos traen crimen, son violadores… aunque asumo que algunos son buenas personas”. Las declaraciones las hacía el pasado martes al presentar su campaña para ser candidato a las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos por el Partido Republicano.

Ante un foro que días después se desveló que estaba formado en gran parte por publico pagado que cobró unos 50 dólares por estar presente,  Trump adelantó uno de sus grandes proyectos al llegar a la Casa Blanca: “Construiré un gran muro en la frontera de México y EE UU para contener la emigración. Y voy a construirlo muy barato porque haré que México lo pague".

La reacción a estas declaraciones no se hizo esperar. El secretario de Gobernación del Gobierno de Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que lo manifestado por el magnate norteamericano es “prejuicioso y absurdo. Se ve que busca más generar una nota que un proyecto y que, por supuesto, no sabe y no conoce seguramente la aportación de todos los migrantes que han llegado a respaldar el desarrollo de los Estados Unidos”. “Son las y los mexicanos que están allá, por diferentes circunstancias, quienes ayudan, sin lugar a dudas, al desarrollo de los Estados”, afirmó.

También Venezuela y Costa Rica, a través de sus presidentes, mostraron su rechazo a las palabras del dueño de las Trump Towers de Nueva York. Nicolás Maduro llegó a decir que quien se mete con México lo hace también con Venezuela.

La relación del empresario norteamericano con México ha sido en los últimos tiempos muy conflictiva. Hace tan solo tres meses, una vez conocido el gran triunfo del cine mexicano en la gala de los Oscar, donde el director mexicano Alejandro González Iñárritu fue uno de los protagonistas, manifestó: "Los Oscar fueron una gran noche para México… ¿y por qué no? Están estafando a Estados Unidos más que cualquier otra nación", dijo en su cuenta de Twitter, donde tiene más de tres millones de seguidores. "Enfrentémoslo: México está estafando a Estados Unidos. Nuestros políticos son tontos", dijo en otro mensaje.

Donald Trump amasó su fortuna en el sector inmobiliario, pero ha sido en México donde ha sufrido uno de sus grandes fracasos. En el año 2007 presentó en las playas de Tijuana, la localidad fronteriza con Estados Unidos, su proyecto Trump Ocean Resort Baja, un exclusivo complejo residencial con 526 apartamentos que costaban entre 300.000 y tres millones de dólares.

Lejos de echarse atrás por las críticas generalizadas a sus declaraciones, el jueves se reafirmó

 

Lo que parecía que iba a ser su proyecto estrella, se encontró en poco tiempo con la grave crisis inmobiliaria que golpeó duramente a Estados Unidos y, posteriormente, a Europa. Más de 100 clientes que habían entregado diversas cantidades como adelanto a sus futuras residencias, la mayoría estadounidenses del sur de California, demandaron a Trump por el fiasco del proyecto, que tuvo que paralizar las obras por falta de recursos.  En noviembre de 2013, los afectados llegaron a un acuerdo con el magnate por una millonaria indemnización que nunca quisieron revelar.

Otro de sus multimillonarios negocios es el de la gestión del concurso de Miss Universo, cuya organización le ha traído también problemas con México. El pasado mes de marzo acusó al empresario mexicano Rodolfo Rosas Moya de adeudarle "un montón de dinero" por este concurso. Y señaló:  "México nunca más volverá a albergar el concurso de Miss Universo. El sistema jurídico mexicano es corrupto, como es gran parte de México. Páguenme el dinero que me deben ahora y dejen de mandar criminales hacia nuestra frontera”, dijo en un tuit en marzo.

Lejos de echarse atrás por las críticas generalizadas a sus declaraciones, el jueves se reafirmó en ellas: "Sé que el discurso estuvo bien -en relación a la presentación de su candidatura a la Casa Blanca-. No dije nada que no quisiera decir".

Indignación en Latinoamérica por los insultos de Donald Trump a los mexicanos
Comentarios