Helge Berger: 'No hay que olvidar que sigue habiendo más de 5 millones de parados'

Helge Berger.
Helge Berger.

Los niveles aún elevados de paro, y de deuda pública y privada afectan negativamente al crecimiento español a medio plazo. Se requieren esfuerzos adicionales, según el FMI.

Helge Berger: 'No hay que olvidar que sigue habiendo más de 5 millones de parados'

Los niveles aún elevados de paro, y de deuda pública y privada afectan negativamente al crecimiento español a medio plazo. Se requieren esfuerzos adicionales, según el FMI.​

España está experimentando un notable repunte de la actividad económica, gracias a la sólida aplicación de políticas económicas y a las condiciones externas favorables, pero para mantener un crecimiento generador de empleo a mediano plazo se requerirán esfuerzos de política económica adicionales, señala el FMI en su examen anual de la economía del país. Algunas de las prioridades fundamentales son abordar los problemas estructurales que persisten en el mercado laboral, crear las condiciones necesarias para que las pequeñas empresas crezcan, seguir reduciendo la deuda de los hogares y de las empresas, y continuar un proceso de consolidación fiscal gradual que apoye el crecimiento a fin de mantener la confianza de los mercados y encauzar la deuda pública en una firme trayectoria a la baja. En una entrevista con el Boletín del FMI, el jefe de la misión del FMI, Helge Berger, examina el desempeño de la economía española en el último año, los desafíos que sigue afrontando el país y qué se necesitará para reducir el desempleo.

- La economía española parece haber experimentado una notable recuperación. ¿A qué factores se debe esta recuperación?

- De hecho, la recuperación se ha acelerado, y se prevé que el crecimiento ascienda al 3,1% este año, una de las tasas más altas de la zona del euro (gráfico 1). En los últimos 12 meses se han creado más de medio millón de nuevos puestos de trabajo (gráfico 2). La reforma del sector financiero, la consolidación fiscal y las reformas estructurales, sobre todo en el mercado laboral, han respaldado la recuperación de la confianza, lo que, a su vez, ha impulsado el repunte del consumo y la inversión. La política monetaria y otras políticas en la zona del euro, la depreciación del euro y la disminución del precio del petróleo también han ayudado a la recuperación. Al mismo tiempo, no hay que olvidar que sigue habiendo más de 5 millones de personas sin empleo en España.

spain1 spa.png

- ¿Cuáles son los principales riesgos?

- La volatilidad financiera y la incertidumbre en torno a Grecia siguen siendo motivo de inquietud, aunque el nivel general de riesgo de contagio es indudablemente mucho menor en la actualidad. Esto refleja la reciente aplicación de reformas en el país y las medidas de política adoptadas a nivel de la zona del euro. Todo ello está anclando la confianza. Esto también significa, naturalmente, que una reversión de las reformas aplicadas generaría incertidumbre y dañaría la recuperación, sobre todo si las condiciones externas empeorasen considerablemente.

- ¿Considera pues que las reformas aplicadas están desempeñando un papel importante?

- Sí. Por ejemplo, el mercado laboral es ahora más sólido. Las reformas ampliaron las posibilidades de que trabajadores y empresarios ajusten los salarios y las horas trabajadas, y nuestro análisis indica que esto ha apuntalado el empleo y le ha permitido a España recuperar la competitividad perdida durante el boom anterior a la crisis. La Ley de Garantía de Unidad de Mercado, orientada a reducir las barreras al comercio entre las distintas regiones de España, está permitiendo abordar algunos de los obstáculos al crecimiento de las empresas. Y la evaluación integral realizada por el BCE confirma que los bancos son más sólidos.

- ¿Pero considera que el crecimiento se desacelerará a mediano plazo?

- La razón es que el potencial de crecimiento de España a más largo plazo no es tan elevado como cabría desear. Por otra parte, la tasa de desempleo estructural es muy alta y, según las estimaciones del equipo técnico, ronda el 16,5%. Los problemas subyacentes son bien conocidos. Por ejemplo, en el mercado laboral, persisten grandes diferencias en el nivel de protección laboral de los contratos temporales y permanentes. La denominada “dualidad del mercado laboral” afecta la productividad y concentra la carga del ajuste en aquellos trabajadores con sueldos bajos, no cualificados y que están empleados temporalmente. Otro problema estructural es el débil crecimiento de la productividad en España, lo que en parte refleja que las empresas españolas tienden a ser más pequeñas, menos productivas y menos orientadas a la exportación que las de sus pares europeos. Los niveles de deuda pública y privada siguen siendo muy elevados, de manera que el desapalancamiento probablemente continuará afectando negativamente al crecimiento. El lado positivo es que el potencial de crecimiento de España es enorme si se abordan estos problemas estructurales. En el informe del personal técnico incluimos un ejemplo sencillo para ilustrar cómo, con reformas adecuadas, reduciendo el desempleo estructural y permitiendo que las empresas crezcan y sean más productivas, podrían duplicarse las perspectivas de crecimiento potencial.

- De cara al futuro, ¿cuáles son los principales desafíos económicos a los que se enfrentará España?

- El objetivo es mantener un crecimiento generador de empleo a mediano plazo y seguir reduciendo las vulnerabilidades. Esto significa hacer frente a los problemas estructurales que persisten y que acabo de mencionar. Pero también significa seguir avanzando en la consolidación fiscal, inclusive en las regiones, y asegurarse de que la reciente reforma del régimen de insolvencia ayude a reducir la deuda del sector privado. Mantener el crecimiento de los salarios en línea con la evolución de la productividad y la competitividad externa y las condiciones económicas a nivel empresarial y fortalecer las aptitudes de los desempleados de larga duración son otros elementos clave para respaldar un crecimiento más elevado y generador de empleo a mediano plazo.

spain2 spa.png

- ¿Cuál es la situación de los bancos españoles?

- Los resultados positivos de la evaluación integral realizada por el BCE el año pasado confirmaron que el sistema bancario español se ha fortalecido considerablemente. El capital y la rentabilidad de los bancos han aumentado, la calidad de los activos y el provisionamiento específico han mejorado, y las condiciones de liquidez y financiación son ahora más favorables. El entorno operativo presenta múltiples retos, debido a las presiones de rentabilidad y los requerimientos que exigirán una capacidad de absorción de pérdidas adicional a algunos bancos. Sin embargo, el análisis del equipo técnico parece indicar que los bancos están bien posicionados para facilitar la “segunda oportunidad” para los autónomos y los consumidores aprobada en la última reforma del régimen de insolvencia.

- El FMI ha recibido críticas en España por recomendar austeridad fiscal. ¿Qué opina al respecto?

- El déficit fiscal se ha reducido a un ritmo gradual en los últimos años. Fue de casi el 9% del PIB en 2011 y se prevé que se reduzca a alrededor del 4,5% este año. Si bien esto ha afectado mecánicamente a la demanda interna, también ha contribuido —conjuntamente con las reformas estructurales— a apuntalar la confianza y a respaldar un sólido repunte del consumo privado y la inversión desde 2013. Con un nivel de deuda pública cercano al 100% del PIB y vulnerable a la volatilidad de las tasas de interés, la consolidación deberá seguir avanzando para encauzar la deuda en una firme trayectoria a la baja. Pero la recuperación facilitará la reducción del déficit, y en el informe del personal técnico se analiza cómo lograr este objetivo de una manera que favorezca el crecimiento y proteja a los más vulnerables.

Helge Berger: 'No hay que olvidar que sigue habiendo más de 5 millones de parados'
Comentarios