El grupo de los BRICS están cerca de crear su propio banco de desarrollo

Reunion de los jefes de Estado del grupo BRICS en 2012 (México)
Reunión de los jefes de Estado del grupo BRICS en 2012, en México.

Los países del grupo de los BRICS representan el  45% de la población mundial y suman el 25% del PIB mundial. La nueva entidad exige una aportación inicial de 50.000 millones de dólares.

El grupo de los BRICS están cerca de crear su propio banco de desarrollo

Los países del grupo de los BRICS representan el  45% de la población mundial y suman el 25% del PIB mundial. La nueva entidad exige una aportación inicial de 50.000 millones de dólares.

 

El pasado 27 de marzo se reunían en la ciudad sudafricana de Durban los principales mercados emergentes. Más conocidos en el ámbito de la economía internacional como el grupo de los BRICS, por las siglas de sus integrantes Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

El conjunto de los BRICS se caracterizan porque todos ellos son países con un alto índice poblacional, tienen unas proporciones territoriales tan grandes que les permiten disponer de una gran cantidad de recursos naturales y energéticos y además presentan unas cifras sorprendentes en cuanto al crecimiento de su propio producto interior bruto.

El motivo de este encuentro era dar el visto bueno definitivo para la creación de un banco de desarrollo propio, que represente los intereses reales de este conjunto y materialice sus expectativas. Este colectivo de nuevas y “viejas” potencias, busca crear una alternativa sólida al actual sistema financiero, que les permita seguir creciendo y alcanzar un peso más importante en las decisiones de las principales instituciones y órganos económicos a nivel internacional.

Según anunciaba el presidente sudafricano en aquel momento, Jacob Zuma, los objetivos del banco y la organización serían la “movilización de recursos para fomentar la construcción de infraestructuras” y “asegurar el desarrollo sostenible de los países emergentes en vías de desarrollo”. Además, el presidente sudafricano quiso transmitir que la entidad serviría de “complemento a las organizaciones financieras internacionales ya existentes” como el Banco Mundial (BM) o el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

Una alternativa real

Mañana, aproximadamente tres meses después de aquel encuentro, se celebra en Fortaleza (Brasil) la cumbre definitiva en la que el grupo dará a conocer  los detalles para la creación de dicha entidad, que más que un complemento para el actual sistema financiero se presenta como una alternativa real.

A lo largo de estos meses se han tratado de definir los aspectos más importantes en referencia a la consolidación del grupo y su banca, como los detalles en cuanto a la creación de un fondo, los acuerdos para la gestión y financiación del mismo y la ubicación de las sedes internacionales, que todo apunta a que serán Shangai y Nueva Dehli.

A grandes rasgos, la puesta en marcha de la entidad se realizará con una aportación inicial de 50.000 millones de dólares, además, se aportarán 100.000 millones para la capacidad de préstamo y otros 100.000 para ayudar a los países miembros en caso de una crisis eventual por falta de liquidez, como la que sufrimos ahora mismo en el continente europeo.

Si la nueva entidad consigue finalmente, y así lo parece, ser puesta en marcha con éxito, pasará a representar la consolidación del grupo y el símbolo de la oposición a la  hegemonía europea y estadounidense presente en las principales instituciones y organizaciones financieras. Una alternativa fiable al actual sistema de política monetaria que en muchas ocasiones resulta excluyente para estos y otros países.

Según el último informe publicado por la Oficina de Información Diplomática, que basa sus estudios en datos de la OMC, el FMI y la ONU, los países del grupo de los BRICS representan el  45% de la población mundial y solo ellos, suman el 25% del PIB mundial.

 

El grupo de los BRICS están cerca de crear su propio banco de desarrollo
Comentarios