Las filosofías de Chivas y Athletic, rutas de excelencia en un fútbol globalizado

Los jugadores de Chivas celebran una victoria
Los jugadores de Chivas celebran una victoria.

El Guadalajara mejicano y el club bilbaíno, que basan en la estructura de cantera con jugadores locales sus políticas de trabajo, nunca han descendido de categoría en sus respectivas ligas

Las filosofías de Chivas y Athletic, rutas de excelencia en un fútbol globalizado

Misma filosofía, mismos colores en la camiseta y una distancia de miles de kilómetros con el océano Atlántico de por medio. El Athelic Club de Bilbao tiene un primo hermano en Méjico, que no es otro que el Club Deportivo Guadalajara, en Jalisco.

 

Desde su fundación en en 1906, por el conjunto mejicano solo han pasado jugadores del país, a excepción de Mascareño y Eduardo Fernández, ambos de padres mejicanos, en la década de los 90. Pese a las limitaciones que ello conlleva en un fútbol ya globalizado y comercial, el Guadalajara es el único equipo, junto con Club América, que ha participado en todas las ediciones de la Primera División de Méjico. Se trata de un caso similar al del Athletic, nutrido exclusivamente de jugadores nacidos o formados futbolísticamente en Euskal Herria (que incluye el País Vasco Francés), a excepción de la década de 1900, cuando en sus filas militaban futbolistas locales e ingleses residentes en Bilbao. Con todo, los bilbaínos, junto a Real Madrid y F.C. Barcelona, nunca han tenido que lamentar un descenso de categoría en la máxima competición española. Está por ver si en un futuro el Athletic incluirá en su política a la diáspora vasca en América, así como a sus descendientes, algo que ya se ha barajado desde algunos sectores ligados a la entidad.

 

Tanto Club Deportivo Guadalajara como Athletic basan su estrategia en una fuerte estructura de cantera. El caso del club mejicano es significativo, ya que históricamente ha abastecido a la selección mejicana en categoría absoluta, así como a sus inferiores. No menos importante es el actual papel de Lezama en el caso de los vascos. En sus instalaciones han sido educados futbolísticamente jugadores como Rafael Alkorta, Julen Guerrero, Julio Salinas, Iker Muniain o Fernando Llorente, entre muchos otros.

 

Las políticas de Guadalajara y Athletic merecen una oda al respeto de los principios. Demuestran, además, que en el actual escenario futbolístico exiten rutas alternativas para alcanzar la excelencia, lejos de los cheques multimillonarios y de la pérdida de identidad que hoy padecen otros muchos clubes.  

 

Las filosofías de Chivas y Athletic, rutas de excelencia en un fútbol globalizado
Comentarios