Fallece Miguel Pajares, el sacerdote español infectado por el virus del Ébola

El sacerdote Miguel Pajares
El sacerdote Miguel Pajares.

El cuerpo no será trasladado ni se le practicará autopsia alguna, el único procedimiento posible es el de sellado e incinerado del cadáver, señalan los especialistas en esta enfermedad.

Fallece Miguel Pajares, el sacerdote español infectado por el virus del Ébola

El cuerpo no será trasladado ni se le practicará autopsia alguna, el único procedimiento posible es el de sellado e incinerado del cadáver

 

El sacerdote español Miguel Pajares ha fallecido esta mañana en el centro hospitalario Carlos III de Madrid, tenía 75 años. El religioso desarrollaba labores de misionero en África Occidental, concretamente en el Estado de Liberia, donde contrajo la enfermedad provocada por el virus del Ébola que finalmente acabó con su vida.

Pajares fue repatriado de urgencia el pasado Jueves con destino Madrid, allí fue tratado con un fármaco experimental desarrollado por los Estados Unidos y administrado a la sanidad española vía Ginebra, que disponía de una muestra del suero en cuestión. Tras cinco días de ingreso hospitalario, poco se pudo hacer para salvar su vida, ya que el virus tiene una tasa de mortalidad que supera el 90% y el tratamiento al que estaba sometido está a día de hoy en fase experimental.

De acuerdo con el protocolo de la Policía Sanitaria Mortuoria de Madrid, el cuerpo de Pajares no será trasladado ni se le practicará autopsia alguna, el único procedimiento posible es el de sellado e incinerado del cadáver, con el fin de evitar una posible propagación de la enfermedad.

La otra religiosa repatriada, la monja Juliana Bonoha, también se encuentra en el hospital Carlos III de Madrid. Continua en observación aislada en un área del hospital a la espera de confirmar su estado de salud. Hasta el momento las pruebas de contagio por el virus han dado negativas y las previsiones de cara a su recuperación son favorables.

Fallece Miguel Pajares, el sacerdote español infectado por el virus del Ébola
Comentarios