Facebook e Inditex, ¿dos iconos del dinero ficticio que mueve la bolsa?

Entrada a la sede central de Inditex, la matriz de Zara, en Arteixo (A Coruña).
Entrada a la sede central de Inditex, la matriz de Zara, en Arteixo (A Coruña).

Las empresas cada vez valen más dinero en bolsa, aumentando el patrimonio de sus accionistas, pero ¿se puede convertir en dinero contante y sonante ese capital? ¿Son tan ricos realmente?

Facebook e Inditex, ¿dos iconos del dinero ficticio que mueve la bolsa?

Las empresas cada vez valen más dinero en bolsa, aumentando el patrimonio de sus accionistas, pero ¿se puede convertir en dinero contante y sonante ese capital? ¿Son tan ricos realmente?​

Dinero irreal en un mundo cada vez más irreal. Esta podría ser la conclusión que se saca al leer miles de noticias económicas de todo el mundo: que si un ranking de los hombres más ricos de la historia realizado por la revista Time (ya me explicarán cómo se puede saber que Julio César tenía el equivalente a 4,2 billones de dólares); que si el top ten mundial de empresas por valor en bolsa….Vamos por partes.

No sé si en agosto proliferan los rankings debido a la escasez de temas. Bueno, otros años proliferaron crisis financieras, sustos de la prima de riesgo y este año parece que es el turno de la burbuja bursátil, pero para bien, que ya toca hablar de recuperación, especialmente de aquella que afecta a los más recuperados desde siempre.

Pero a pesar de hablar de dinero irreal en este artículo, a mí me gustaría aportar casos reales de estas “apariciones” mediáticas. Una de ellas es la noticia sobre el ascenso de Facebook al décimo puesto de las mayores compañías por capitalización bursátil. La red social con más usuarios del mundo supera los 270.000 millones de dólares en bolsa. O sea, más de la cuarta parte del PIB español. Ahí es nada.

Ese valor seguramente esté justificado por toda la información que Facebook posee de más de mil millones de personas, lo cual no es moco de pavo, sobre todo para muchas empresas que quieren penetrar en nuestros perfiles personales y “privadísimos” (dejen de enviarme ofertas de calzoncillos de Calvin Klein). Pero no nos engañemos, Facebook no ha visto en su corta historia esa cantidad de dinero ni por asomo. Es un dinero que está flotando en Wall Street o en las operaciones de brokers somnolientos. Ese dinero no existe. Valía más la pena hacer un ranking de cuánto factura. Seguro que cualquier empresucha de California ingresa más. Pero ellas no tienen marketing como la “F” de Zuckerberg.

Los dividendos y ladrillos sí son reales

Bien. Ya hemos superado el análisis de nuestra primera noticia. Pero hay más. En España, estamos leyendo estos días titulares sobre otro hito de Inditex, la compañía que nos viste a [email protected] desde un pueblo de A Coruña. El imperio de Amancio Ortega ha superado los 100.000 millones de euros de capitalización. O sea, el doble del PIB gallego y el 10% del español.

En Madrid, están que se muerden las uñas porque la periferia está en lo alto del podio. Santander no acaba de despegar y Telefónica ya parece el hermano pequeño de Zara….”¡En qué momento se unió Amancio con Pablo!”, dirán.

Pero no se equivoquen…ese dinero no existe….a menos que Amancio venda su 60% en la compañía. Pero él sabe que eso es imposible, con la salvedad de que su hija Marta se quiera dedicar a ser periodista y dejar de lado el imperio familiar. Es dinero bursátil, irreal, así que Botín y compañía no tienen de qué preocuparse porque, al fin y al cabo, el dinero que tiene Amancio se ciñe a su salario de 600.000 euros anuales, los dividendos y todos los ladrillos que está comprando (¡y que no es poco, eh!). Y es que el sentido común se impone (por fin) en algún sitio, incluido Arteixo.

Este artículo se acaba y de veras que siento ahogar la fiesta a los fanáticos de los rankings, pero es que ese dinero del que tanto hablan en sus listados no existe hasta que se vende…si es que le dejan vender alguna vez y, si no, que se lo digan a los de Gowex. Es como dinero de ciencia ficción: impresiona por sus efectos especiales, pero solo existe en el ordenador. Pero, para que vean que la economía está muy relacionada con nuestro día a día, basta con ver las fotos de perfil de la valiosísima Facebook: cuando te encuentras con la persona de carne y hueso se viene abajo toda la idealización. Con perdón de las excepciones.

SeedingUp | Digital Content Marketing

Facebook e Inditex, ¿dos iconos del dinero ficticio que mueve la bolsa?
Comentarios