Cinco expresiones utilizadas para definir al profesional que no sabe jugar el fútbol

Un futbolista.
¿Qué cualidades debe tener un buen futbolista?

Hace años cuando un futbolista era malo se decía y punto. Pero hoy en día decir que un jugador 'es un petardo de cojones' o que 'es más malo que la carne del pescuezo' no está bien visto.

Cinco expresiones utilizadas para definir al profesional que no sabe jugar el fútbol

Hace años cuando un futbolista era malo se decía y punto. Pero hoy en día decir que un jugador 'es un petardo de cojones' o que 'es más malo que la carne del pescuezo' no está bien visto, por lo que a cualquier tuercebotas de los que pueblan nuestras campos es obligatorio buscarle alguna virtud, aunque eso nos haga caer en el ridículo.

Y así, de entre todos los supuestos piropos que le dedicamos a futbolistas hechos y derechos, he rescatado los siguientes:

- 'La baja bien'. Suele utilizarse mucho al hablar de delanteros centros de equipos ultradefensivos que están acostumbrados a jugar en punta como si fuesen un islote en el medio de un océano. Sus compañeros le lanzan balonazos sin sentido desde atrás y él tiene que bajarla y esperar a que se incorporen refuerzos. La realidad es que en la mayoría de ocasiones 'la baja bien', pero se acaba aturullando y perdiendo el balón. Normalmente cuando esta expresión se utiliza en la grada – 'la baja bien' – siempre hay algún chistoso que suele añadir 'sí... la basura'.

- 'Juega bien de espaldas'. Esta expresión suele ir unida a la anterior y también se refiere al delantero que supuestamente tiene que ser el goleador de su equipo. Tras 'bajarla bien', tiene que aguantarla y pelearse en solitario contra los centrales rivales. Lo curioso es que a este jugador del que se dice que 'juega bien de espaldas' se le pide que marque goles... ¿y cómo carallo va a marcarlos si está de espaldas a la portería? Además suelen ser jugadores tipo 'tronco', a lo que se les hace de noche mientras se giran para encarar al portero.

- 'Tiene buenos movimientos entre líneas'. Se dice de aquel jugador que no es ni centrocampista ni extremo ni interior ni delantero. Vamos que 'ni chicha ni limonada'. Los cursis le llaman 'trescuartista' y normalmente es un jugador incomprensiblemente muy cotizado, que tirando un par de paredes y fingiendo otro par de faltas ya ha justificado los 90 minutos. Muchos de los cracks que 'se mueven bien entre líneas' suelen hacerlo igual de bien en las pistas de las discotecas.

- 'Centrar a pie cambiado'. No es justificable que un futbolista profesional que entrena todos los días no sepa golpear el balón con los dos pies. Admito que con uno le pegue y tenga más habilidad que con el otro, pero no que con uno sepa jugar y que el otro equivalga a un muñón. Los que se supone que 'centran bien a pie cambiado' suelo hacerlo igual de mal que desde el otro lado y, lo normal, es que acaben dándole un balonazo al defensor que tienen delante como si fuese un muñeco de pim pam pum.

- 'Caer a banda'. Cuando un jugador 'cae a banda' normalmente lo hace siguiendo instrucciones de su entrenador para arrastrar algún rival, crear huecos en la defensa y ensanchar el campo. La realidad suele ser muy distinta porque la caída a banda no suele ir acompañada por la aparición de ningún compañero, con lo cual lo único que consigue es alejarse de la zona de peligro con el consiguiente beneplácito de los defensores encargados de marcarle. Otros confunden 'caer a banda' con 'tirarse por la banda', es decir, recibir el balón en un lateral, encarar al rival y fingir una falta.

A la vista de esto, se puede concluir con que el futbolista más completo del siglo XXI sería aquel que jugando bien de espaldas y moviéndose bien entre líneas supiese bajarla bien antes de caer a banda para centrar a pie cambiado. Vamos, seguro que ganaría el Balón de oro. @AleguimaD

Cinco expresiones utilizadas para definir al profesional que no sabe jugar el fútbol
Comentarios