España paga la deuda que tenía con Colombia desde hace 13 años: no más visa

Uno de los bailes típicos de Colombia, el mapale, en el Encuentro Cultural con la comunidad colombiana en Madrid.
Uno de los bailes típicos de Colombia, el mapale, en el Encuentro Cultural con la comunidad colombiana en Madrid.

Madrid acogió un encuentro cultural con la comunidad colombiana, presidido por el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, su embajador, y representantes del Gobierno español.

España paga la deuda que tenía con Colombia desde hace 13 años: no más visa

Esta semana se celebró un encuentro cultural con la comunidad colombiana en la ciudad de Madrid, que estuvo presidido por el presidente de Colombia Juan Manuel Santos Calderón. El evento tenía como principal objetivo dar a conocer a los connacionales residentes en la localidad los proyectos, trabajos y resultados que se han elaborado durante su mandato, haciendo énfasis en la exoneración del visado para los colombianos en España y el proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana.

También estuvo presente Jorge Moragas Sánchez, jefe de gabinete de Mariano Rajoy, quien dio a conocer a los asistentes la petición del presidente a su equipo con respecto a Colombia cuando tomó posesión de su mandato hace dos años, “nos pidió que ensanchásemos esa relación que consideraba prioritaria”, resaltando el “amor” que viene desde el descubrimiento del mar pacífico hace 500 años y une a los dos continentes.

El Gobierno español consideró que existían dos iniciativas que no podían hacerse esperar: la exoneración del visado para los colombianos que calificó de “profundamente injusta” y la Alianza del Pacífico, integrada por México, Chile, Perú y Colombia. Así fue como España paso a ser el primer país con la consecución del  estatuto de Estado observador de la Alianza del Pacífico de la UE, y “después de superar muchos obstáculos podemos decir que la existencia del requisito de visado no va a ser exigible a los ciudadanos colombianos” quienes van a poder unirse al medio millón que viven en el España,  de los cuales 170000 ya están nacionalizados, según las estadísticas proporcionadas por el embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo.   

A estas palabras se unió el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, quien resaltó que “con esa excepción de visados a peruanos y colombianos, España cumple con una deuda que tenía con Colombia”. Haciendo hincapié en la “carta de los colombianos” que tuvo su origen en Bruselas, se escribió en Colombia y fue remitida de vuelta al otro lado del Atlántico, cargada de indignación y publicada el 18 de marzo del 2001. “Yo recuerdo el efecto que me produjo aquella carta de Gabriel García Márquez. Después de 13 años hemos hecho un acto de justicia y de afecto, porque los colombianos en España son muy queridos así como nosotros también somos muy queridos allá”.

Ante estas palabras de afecto del Gobierno Español, Santos respondió que Colombia ha avanzado como nunca antes en los últimos 50 años, “antes éramos los patitos feos, pero ahora no”, resaltando que “en materia internacional nos propusimos ser un país relevante y lo estamos logrando. Ustedes saben lo degradante que era para el colombiano que lo pusieran en un cuartico y lo desnudaran. Pero la nueva realidad es que ya nueve países nos han quitado la visa, y vamos a seguir trabajando, presentándonos a la UE para que nos quiten ese 'antipático' proceso de las visas y los colombianos puedan viajar a cualquier lugar sintiéndose orgullosos de ser colombianos”

En cuanto al tema de seguridad nacional Santos afirmó que “la situación ha mejorado sustancialmente, pero para darle más seguridad a los colombianos no se puede bajar la guardia ni un solo minuto, inclusive ahora que estamos hablando de paz”. Todos se preguntan ¿cómo va el proceso de paz? a lo que el presidente responde: “no estamos negociando con unos angelitos pero va en la dirección correcta. Nosotros hemos querido aprender de experiencias pasadas porque en procesos anteriores las FARC han utilizado el cese al fuego para reorganizarse. Y yo no quiero que la historia me recuerde como el presidente que permitió que se reestructuraran de nuevo. No busco prolongar el conflicto lo que deseo es terminarlo”.

La sociedad colombiana se encontró pensativa con su respuesta porque ¿qué ser humano desea que un grupo denominado internacionalmente como terrorista se instaure como movimiento político? Santos recordó que él puso como condición que “nada está acordado hasta que todo este acordado. Hay que mirar las cosas en su integridad, no por separado, porque aisladamente producen cosas negativas. Por ejemplo, cuando se le pregunta a un colombiano si está dispuesto a que las FARC se defiendan en las urnas, él va a contestar que no y recordar todo el daño que ha dejado la violencia del grupo subversivo en el país. Pero, cuando uno les presenta a los colombianos el paquete completo, así si dicen que están dispuestos a 'comprar' el paquete completo de la paz”.

No cabe un ápice de duda que Colombia debe dejar la violencia de lado para ver un futuro nuevo porque ya son suficientes los 50 años de sangre inocente que se han derramado por un conflicto que no beneficia a la sociedad del país. La paz que propone Juan Manuel Santos es que “las FARC cambien las balas por votos y las armas por argumentos […] la cual se alcanza si la inmensa mayoría la apoya”. Y, ¿tú la apoyas?

España paga la deuda que tenía con Colombia desde hace 13 años: no más visa
Comentarios