El 'caso Bárcenas' reabre las guerras de familias en el partido que gobierna en España

# Análisis de MARIO GONTADE
>> Esta vez será más difícil esconder al elefante. Mariano Rajoy puede pensar que saldrá de la crisis con un cambio de Gobierno y una justicia que es lenta, alerta 'El País'.
>> Como titula el diario 'El Confidencial', los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas desgarran las costuras del PP y reabren las guerras de familias.
El 'caso Bárcenas' reabre las guerras de familias en el partido que gobierna en España

Un imitador de Mariano Rajoy, este carnaval /Xurxo Lobato

El Gobierno español y el PP han adoptado una vía peligrosa: la negación absoluta de la corrupción de su partido cara al exterior, mientras se ponen en marcha maniobras internas. "Si la táctica elegida es enfrentarse a los graves conflictos que padecen negando su existencia, esa es una definición de libro para una seria enfermedad: la negación de la realidad". Así lo escribe la periodista Soledad Gallego-Díaz en un análisis que publica el diario El País.

La segunda vía es todavía peor. Según este análisis, la estrategia del camuflaje -fiscales que tardan meses en enviar sus conclusiones a un juez, jueces sin medios, juzgados en los que se van cambiado los titulares y en los que se van muriendo los casos complicados-, no es ya posible en el paisaje tan desértico en que se ha convertido la política española. "Esta vez va a ser muy difícil esconder al elefante", concluye Soledad Gallego-Díaz.

Como titula el diario El Confidencial, los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas desgarran las costuras del PP y reabren las guerras de familias. "Como sigamos así, no va a haber velas ni palos que las aguanten”. La gráfica queja corresponde a un miembro de la sede del PP en la madrileña calle Génova, que ha vivido tiempos mejores en el partido no sólo en lo personal, y que asiste “a un cruce de navajas permanente” desde que los supuestos papeles de Luis Bárcenas convulsionaran al Partido Popular.

Fuentes fuentes consultadas por El Confidencial coinciden en que el daño ha sido irreparable y que, probablemente, “una mayor capacidad de reacción” tanto por parte de Cospedal como del presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, habría amortiguado el impacto. “Esto con Aznar no hubiera pasado”, dicen con sorna los veteranos. Y lo cierto es que el expresidente fue el primero en dejar en evidencia a Rajoy al presentar la demanda contra El País mientras Rajoy y Cospedal aún se lo están pensando.

El 'caso Bárcenas' reabre las guerras de familias en el partido que gobierna en España
Comentarios