¿Debemos de protegernos de los peligros aunque provengan de menores?

Niños pobres.
Niños.

Ahora somos mayores de edad y responsables a los 18 años, mientras hace poco lo éramos a los 21, si eras hombre, y a los 24, si eras mujer. ¿Y los niños?, se pregunta este autor.

¿Debemos de protegernos de los peligros aunque provengan de menores?

Ahora somos mayores de edad y responsables a los 18 años, mientras hace poco lo éramos a los 21, si eras hombre, y a los 24, si eras mujer. ¿Y los niños?, se pregunta este autor.

 

Pues ahora hay niños que maltratan a sus padres, que maltratan a sus profesores, que destrozan cosas, que maltratan a compañeros, o que son utilizados para robar o delinquir por delincuentes comunes porque al ser menores de edad no pueden ser castigados, son inmunes. Duele decir esto pero desgraciadamente  acabamos de asistir a la última barbaridad ocurrida en un colegio de Cataluña con resultado de un muerto, cuatro heridos, y múltiples niños traumatizados síquicamente no sabemos para cuanto tiempo. El responsable, armado de ballesta y puñal, fue un niño de 13 años que de acuerdo a la legislación vigente hoy dormirá como si nada hubiese pasado. Si fuese inglés sería responsable penalmente desde los 10, en Estados Unidos le podría pasar cualquier cosa, y en otros muchos países sería condenado aunque cumpliría una pena reducida. Aquí no hace mucho que hubiese dormido en un correccional, fuera de la calle y con los padres liberados de este papel de cuidadores sin saber como tratar este asunto.

Los tiempos han cambiado y ahora empiezan a llegar a Occidente casos de menores que emulan la violencia que ven, niños violentos y déspotas que la sociedad, sus educadores, y su familia, no saben como tratar. Es duro admitir estas cosas, enfrentarse a ellas, y llamarlas por su nombre pero no cabe duda de que no solo los adultos somos mayores de edad 3 o 6 años antes, también muchos niños son peligrosos antes. 

Los tiempos de la venganza y el ojo por ojo deberían ser hechos del pasado y acoger otros sentimientos hacia el delincuente, pero siempre dejando claro que cualquier persona, sea adulta o niño, que constituya un peligro para la sociedad y sus miembros, deben de estar alejados de la posibilidad de hacer daño. La sociedad debe protegerse aislando el peligro el tiempo necesario para que deje de serlo. No sé si en una carcel, en un siquiatrico, en su casa o en una isla, pero desde luego donde no pueda representar un peligro para nadie. En el caso de un niño peligroso parece de sentido común que hay que aislar al delincuente y reeducarlo para que podamos abrirle de nuevo las puertas pero nunca dar impunidad a nadie que suponga un riesgo.

 

 

¿Debemos de protegernos de los peligros aunque provengan de menores?
Comentarios