Advertencia de Corea del Norte: 'Nuestros misiles nucleares no son juguetes'

corea
Material bélico de Corea del Norte.

El embajador norcoreano en China, el principal aliado de Pyongyang, afirmó que no piensan abrir ningún tipo de negociación en relación al programa nuclear del régimen juche.

Advertencia de Corea del Norte: 'Nuestros misiles nucleares no son juguetes'

El embajador norcoreano en China, el principal aliado de Pyongyang, afirmó que no piensan abrir ningún tipo de negociación en relación al programa nuclear del régimen juche.

 

Corea del Norte ve a su arsenal nuclear como una herramienta de soberanía. El embajador Ji Jae Ryong resaltó que Corea del Norte tiene la capacidad de instalar ojivas nucleares en sus misiles balísticos, pero remarcó que no son un juguete que se pone sobre la mesa de negociaciones “porque es un instrumento esencial para proteger su soberanía y un derecho vital ante la amenaza nuclear y la política hostil de Estados Unidos”.

“Corea del Norte absolutamente no muestra interés por el diálogo sobre su programa nuclear, Pyongyang es la potencia nuclear en todos los sentidos”

 

Las conversaciones sobre el programa nuclear norcoreano, que involucran a Corea del Sur, Estados Unidos, Rusia, China y Japón, están suspendidas desde diciembre de 2008.

El gobierno de Kim Jong-un acusa a Washington de haber desplegado armas nucleares en su vecino del sur, y reitera permanentemente el cese de los ejercicios militares sobre sus fronteras. Estados Unidos tiene asentados en Corea del Sur unos 30.000 militares, y en caso de guerra, asumirá el mando de las fuerzas conjuntas.

En reiteradas ocasiones, Pyongyang amenazó a EE.UU. de lanzar misiles nucleares contra su territorio en caso de ser necesario.

Soldados norcoreanos celebran una victoria sobre Estados Unidos.

Contexto

La Guerra de Corea fue librada de 1950 a 1953 entre Corea del Sur, apoyada por los Estados Unidos y la ONU, contra Corea del Norte, apoyada por la China y la Unión Soviética. El líder ruso Joseph Stalin, cumpliendo el compromiso de Yalta con Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt, declara la guerra a Japón y, en 1945, procede a la ocupación de  Manchuria, Corea, y las islas de Sajalin y Kuriles.

Estados Unidos no contaba con tropas en la Península de Corea y traza una divisoria arbitraria en el Paralelo 38°. La URSS acepta la demarcación, pero luego de tres años intentando reunificar la Península, Washington crea la República de Corea con capital en Seul, en 1948, que se convirtió en un Estado cliente, y ocupado: el Comando del Pacífico del Pentágono llegó a tener 45 bases militares para unidades de las tres fuerzas.

Colombia y Puerto Rico enviaron tropas a pelear junto a los marines

Cada capital buscó unificar al país bajo su mando. Pyongyang logró articular el apoyo de Mao y Stalin, y el 25 de junio de 1950 cruzó el paralelo y se hizo eventualmente con el control de Seúl. Estados Unidos, con la venia rusa que no ejerció el derecho al veto, logró aprobar una resolución de la ONU para una intervención militar.

Cuando las fuerzas estadounidenses ingresaron en septiembre, tomaron Seúl y luego Pyongyang, lo que precipitó el ingreso de China al conflicto, que infligió inicialmente graves derrotas a los estadounidenses, hasta el punto de que MacArthur llegó a proponer la utilización de armas nucleares, recuperando Seúl en enero de 1951.

Al mes siguiente, el contraataque estadounidense expulsó a los norcoreanos de Seúl y avanzó hasta el Paralelo 38, donde el conflicto se estancó hasta que el 27 de julio de 1953 se firmó en Panmunjom un armisticio, que restauró la frontera sobre esta línea, si bien no concluyó en un tratado de paz definitivo.

Estados Unidos logró que el Reino Unido, Canadá, Australia, Filipinas, Turquía, Holanda, Francia, Grecia, Nueva Zelanda, Tailandia, Bélgica, Colombia, Puerto Rico, Etiopía, Sudáfrica y hasta Luxemburgo (con 44 efectivos) enviaran tropas a pelear contra Corea del Norte, que por tal motivo, considera haber salido triunfante de la guerra.

Advertencia de Corea del Norte: 'Nuestros misiles nucleares no son juguetes'
Comentarios