Un coche volador podría trasladar parte del tráfico a los cielos en dos años

Automóvil volador. / AeroMobil
Automóvil volador. / AeroMobil

MUNDIARIO reproduce el vídeo oficial de AeroMobil en el que se ve cómo el vehículo rueda por autopista, despega y aterriza. Aeromóvil 3.0 puede volar casi 1.450 kilómetros con combustible normal.

Un coche volador podría trasladar parte del tráfico a los cielos en dos años

MUNDIARIO reproduce el vídeo oficial de AeroMobil en el que se ve cómo el vehículo rueda por autopista, despega y aterriza. Aeromóvil 3.0 puede volar casi 1.450 kilómetros con combustible normal.

La empresa eslovaca AeroMobil ha desarrollado durante los últimos cinco años una visión futurista de automóviles voladores que ya es una realidad tangible. Juraj Vaculik, el consejero delegado de la compañía, anuncia que el primer modelo comercial del llamado Aeromóvil 3.0 estará disponible en el año 2017, según RT. La empresa fabricante también ha revelado que tiene previsto lanzar al mercado un vehículo volador de cuatro plazas totalmente autónomo que estará controlado por algoritmos matemáticos.

"Creemos que en 2017 podremos lanzarlo al mercado", ha explicado Juraj Vaculik, durante el congreso SXSW (South by Southwest Interactive) en Austin (Texas, EE UU) en relación a la versión comercial del vehículo que podrá circular por tierra y por aire llamado Aeromóvil 3.0, precisa el portal Mashable.

El vehículo destinado a "pudientes compradores de supercoches", según Vaculik, consta de dos plazas y será capaz de volar casi 1.450 kilómetros utilizando como suministro combustible normal a una altura de 3.218 metros y alcanzar una velocidad de 200 kilómetros por hora.

El consejero delegado de AeroMobil imagina largas pistas planas de hierba cerca de las autopistas, lo cual permitiría a estos automóviles replegar sus alas y sumarse al tráfico urbano fácilmente.

Lagunas legales 
Según RT, quedan diversas lagunas legales que resolver en cuanto al reglamento de su uso, ya que, por ejemplo, es necesario obtener la aprobación de las autoridades de cada país en el que se vaya a comercializarse y el usuario debe recibir formación específica. Además, Vaculik ha tanteado la opción de crear un servicio de taxis aéreos. "Si algo como un Uber volador o un Lyft volador estuvieran en el mercado, muchos usuarios encontrarían en esto una manera eficiente de moverse", pronostica.

 

Un coche volador podría trasladar parte del tráfico a los cielos en dos años
Comentarios