Las ciudades del sur de Galicia siguen los pasos de la Marea de A Coruña

Vista de Vigo con las obras del nuevo Hospital Público en primer plano. / Mundiario
Vista de Vigo con las obras del nuevo Hospital Público en primer plano. / Mundiario

A Coruña, Vigo, Ourense, Pontevedra... se suceden las mareas que persiguen la conformación para las elecciones municipales de 2015 de una candidatura ciudadana y unitaria de la izquierda rupturista.

Las ciudades del sur de Galicia siguen los pasos de la Marea de A Coruña

A Coruña, Vigo, Ourense, Pontevedra... se suceden las mareas que persiguen la conformación para las elecciones municipales de 2015 de una candidatura ciudadana y unitaria de la izquierda rupturista.

Vigo debe ser "el centro de un área metropolitana que convierta nuestra comarca en uno de los principales ejes del desarrollo social del país". Así lo entiende al menos la Marea de Vigo, movimiento político que cuenta con el apoyo de Antonio Durán Morris, Carlos Barros, Xosé Antón Laxe Martiñán, Julián Hernández, Beatriz Suárez Briones, Waldino Varela, Antón Reixa, Xosé Luis Méndez Ferrín, María Pérez González, Gonzalo Navaza, Anxo Angueira, Iolanda Zúñiga o Xosé María Álvarez Cáccamo.

"Queremos, antes que humanizar las calles, humanizar las condiciones de vida de las personas que se encuentran en la pobreza más extrema. Queremos rematar de una vez con la especulación urbanística y los desahucios. Queremos que se promueva y respete nuestra lengua y nuestra cultura, ahora incluso maltratadas por la Xunta de Feijóo", destacan también.

Son proclamas similares a las de A Coruña, Barcelona, Ourense y otras ciudades. Ahora le llega el turno a la ciudad del Lérez, donde el núcleo del 15-M crea la Marea de Pontevedra, en la que se integran miembros de Podemos. El colectivo, que ultima su presentación y manifiesto, parece decidido a concurrir a las elecciones municipales de mayo del año que viene, al margen del BNG, que gobierna en esa ciudad.

Desde A Coruña, Marea Atlántica anunció en julio que se propone proyectar el protagonismo de la gente para organizar la vida en común de una manera transparente. El manifiesto fundacional lo firmaron 99 ciudadanos, a su presentación acudieron 300 personas y el proceso ya cuenta ahora con el apoyo de 900 firmas. Quieren llegar al menos a las 2.500. Buscan construir un espacio liberado de los grilletes de la vieja política, explicaron a la prensa desde la plaza de España. Marea Atlántica no es una candidatura ni un partido ni una plataforma tradicional. ¿Qué es entonces? Sus creadores dicen que es "un proceso que busca el empoderamiento ciudadano". Y para ello podría dar pie a una candidatura municipal.

Rodeados de 50.000 parados en el área metropolitana de A Coruña, Marea Atlántica quiere que su ciudad vuelva a ser "un pueblo de mar frente al negocio del cemento". Buscan vaciar María Pita -el palacio municipal, donde gobierna el PP- para trasladar articuladamente lo que se decide allí a los barrios de la ciudad. Saben que Podemos fue la tercera fuerza política en A Coruña en las pasadas elecciones europeas.

¿Algún líder? Al menos un referente: el escritor Manuel Rivas. Entre el público, políticos como María Xosé Bravo (BNG), César Santiso (Esquerda Unida) yAntón Sánchez (AGE). Según el comentarista Celso Ferreiro, del diario local La Opinión, su nomenclatura no es original, como no lo fue en su día Nunca máis, del libro Nunca más de Sábato, sobre los desaparecidos en la Argentina. Mareona, Mareas vivas, Marea negra, Marea abierta, ahora Marea atlántica.

 

Las ciudades del sur de Galicia siguen los pasos de la Marea de A Coruña
Comentarios