La CIDH urge a Venezuela a detener la expulsión de colombianos

Autoridades colombianas en la frontera con Venezuela. / Twitter
Autoridades colombianas en la frontera con Venezuela. / Twitter

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha emitido un comunicado expresando su profunda preocupación ante las deportaciones arbitrarias y colectivas de migrantes colombianos.

La CIDH urge a Venezuela a detener la expulsión de colombianos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha emitido un comunicado expresando su profunda preocupación ante las deportaciones arbitrarias y colectivas de migrantes colombianos.

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha emitido un comunicado expresando su profunda preocupación ante las deportaciones arbitrarias y colectivas de migrantes colombianos en situación migratoria irregular que están siendo realizadas por las autoridades venezolanas en el estado fronterizo de Táchira, Venezuela.

Esta situación viene sucediendo desde el 22 de agosto de 2015 y continuará por un período de 60 días. Estas deportaciones arbitrarias están siendo realizadas por miembros de las fuerzas armadas venezolanas, en cumplimiento de las instrucciones dadas por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, quien decretó un estado de excepción en varios municipios de Táchira, así como el cierre de la frontera por el período antes mencionado. Las autoridades venezolanas están desalojando forzosamente a las personas colombianas de sus casas, reportándose abusos y el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades, para luego proceder a deportar a las personas colombianas de forma arbitraria y colectiva.

La razón de la aprobación de este decreto viene dada por un enfrentamiento entre miembros del Ejército venezolano y presuntos contrabandistas o paramilitares colombianos que operan en la frontera entre Venezuela y Colombia. Tras dicho enfrentamiento, tres militares venezolanos y un civil habrían resultado heridos.

Según datos de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), desde el 22 de agosto, por lo menos, 1.088 migrantes colombianos, incluyendo 244 niños, niñas y adolescentes, habrían sido deportados desde Venezuela. Según la Cruz Roja Colombiana, 4.260 personas adicionales habrían retornado de forma espontánea a Colombia tras la declaratoria del estado de excepción y el cierre de la frontera. La CIDH a su vez ha recibido información indicando que muchas de las personas deportadas han sido separadas de sus familias. En algunos casos, personas adultas habrían sido deportadas sin sus hijos, así como otros familiares a Colombia

La Comisión recuerda que el Estado venezolano tiene la obligación de analizar, fundamentar y decidir de forma individual cada una de deportaciones que lleven a cabo. En este orden de ideas, reitera que las expulsiones colectivas son manifiestamente contrarias al derecho internacional.

La CIDH urge al Estado venezolano a detener de manera inmediata cualquier expulsión colectiva, arbitraria, y/o sumaria, y que adopte de forma urgente todas las medidas necesarias a fin de garantizar que cualquier migrante en situación irregular tenga acceso a un procedimiento que cumpla con las garantías de debido proceso antes de ser deportado y a que se proteja el principio de unidad familiar.  La CIDH a su vez llama al Estado venezolano a adoptar medidas encaminadas para respetar todos los derechos de las personas afectadas por esta situación, incluyendo sus derechos a vivir libres de toda forma de discriminación y violencia. En adición, la Comisión insta a las autoridades venezolanas a abstenerse de adoptar cualquier medida tendiente a destruir las propiedades de las personas colombianas.

 

La CIDH urge a Venezuela a detener la expulsión de colombianos
Comentarios