Capítulo I: El comienzo del final o la iniciación de todo un principio

Avistamiento Ovni.
Avistamiento Ovni.

Eran naves espaciales, eso estaba clarísimo, no todas eran iguales, algunas eran más pequeñas pero el diseño era muy parecido, todas eran de un intenso color oscuro.

Capítulo I: El comienzo del final o la iniciación de todo un principio

 

Comenzó a llover ligeramente y nos apresuramos hasta el interior de la cafetería. En aquellas horas de la mañana no había prácticamente nadie, un funcionario de correos tomándose un café de forma apresurada y el camarero que apoyado en uno de los taburetes ojeaba vagamente un periódico. Nos apoyamos en el mostrador y pedimos un par de cafés para llevar. Mientras, continuamos hablando sobre la entrega de nuestro último presupuesto. Esperando por el café, traté de chequear el correo electrónico en mi móvil, la red parecía caída. Escuché un ligero trueno de fondo, parece que se avecinaba una tormenta, cosa que por un extraño motivo me hacía ilusión, quizás me recordaba a mi infancia. Mientras pagábamos los cafés mi socia miraba fijamente el televisor -¿Puede subir la voz? -Le dijo al camarero. Yo miré el televisor extrañado, pensando en qué podría haber captado su interés. Salían imágenes de Polonia, en una ciudad llamada Konin se estaba avistando algo en el cielo que al parecer era tan grande que podía verse desde Varsovia. Era inmenso y parecía una especie de barco petrolero de forma aplastada y que acababa en punta. Podían verse imágenes captadas desde un helicóptero de parte del fuselaje del extraño aparato, se vislumbraban paneles de color rojo frente al color negro del resto de la estructura. Era tan grande que era difícil que cupiera en el plano de la imagen. El camarero salió de la barra con el mando del televisor en la mano, mientras yo imaginaba que sería un video de alguna película. Subió el volumen del televisor casi al máximo y escuchamos al locutor indicando que aquel aparato había sido avistado al amanecer sobre las cinco y media de la madrugada. Salía una rueda de prensa del primer ministro de Polonia en la que parecía bastante nervioso, ojeaba sus notas constantemente y respondía de forma confusa a las preguntas de los periodistas. El camarero cambió de canal y vimos las mismas imágenes que antes, todos comenzamos a asustarnos, aunque en mi interior me sentía ligeramente emocionado. Algo estaba pasando.

 

Corrimos al estudio y encendimos los ordenadores, internet estaba plagado de noticias, Twitter estaba saturado de fotos de todo tipo. La mayoría de las webs de referencia tenían tantas visitas que estaban caídas y terminamos leyendo noticias de diarios locales en la red. Al parecer no solo se había avistado una en Konin, sino que antes habían aparecido cuatro más cerca de Moscú, Belgrado, Lyon y en el norte de Italia cerca de Varese. Eran naves espaciales, eso estaba clarísimo, no todas eran iguales, algunas eran más pequeñas pero el diseño era muy parecido, todas eran de un intenso color oscuro. Mi socia Daniela me miró fijamente y se acercó a las ventanas del estudio, miró el horizonte, pero sólo se veían enormes nubes cada vez más negras. La lluvia se volvía más intensa por momentos. - ¿Crees que habrá alguna? ¿Detrás de las nubes? -. Yo no sabía que decir. Continuará…

Capítulo I: El comienzo del final o la iniciación de todo un principio
Comentarios