¿La apertura cubana se traduce en nuevas oportunidades de negocio?

IMC apertura cubana
Apertura Cuba. / IMC

¿Es Cuba un buen país para invertir o hacer negocios? ¿Es ahora un buen momento para las empresas españolas? Interesante análisis de este autor sobre las oportunidades de inversión.

 

¿La apertura cubana se traduce en nuevas oportunidades de negocio?

¿Es Cuba un buen país para invertir o hacer negocios? ¿Es ahora un buen momento para las empresas españolas? Interesante análisis de este autor sobre las oportunidades de inversión.

Después de más de 50 años, el 20 de julio de 2015 las oficinas de intereses que permanecían en La Habana y Washington D.C. pasaron a ser embajadas, dicha  fecha queda marcada como la “restitución de relaciones plenas” entre Cuba y USA. Este hito supone un punto de inflexión importante en las relaciones del mundo con Cuba y, como no, una fuente de nuevas oportunidades de negocio para las empresas españolas.

Cuba es un espacio natural para los españoles por la existencia de lazos históricos, culturales, de sangre, idiomáticos, artísticos y, sobre todo, porque Cuba y España son países hermanos, fruto principalmente de la intensa emigración de españoles a Cuba, en especial en las primeras décadas del siglo XX.

El comienzo de los vuelos directos con Estados Unidos de América, la inminente ruta marítima Miami - La Habana y otros gestos diplomáticos y políticos evidencian un acercamiento entre ambos países, que devendrá en una apertura económica que atraerá inversiones de todo el mundo, muy necesarias para desarrollar un país carente de multitud de productos y servicios a todos los niveles.

El gobierno cubano ha publicado la llamada cartera de oportunidades de inversión, la cual contempla cuáles son los sectores prioritarios en el país. Destacan el turismo, la alimentación, el transporte, la energía, las telecomunicaciones, las nuevas tecnologías, la construcción, la gestión de residuos, el comercio minorista, etc.

La zona de desarrollo del Mariel es y será una zona empresarial de desarrollo económico. Hace 30 años el puerto de Mariel fue la puerta de salida de los cubanos hacia Estados Unidos; hoy se ha transformado en la principal baza del gobierno de Raúl Castro para construir uno de los principales motores de la economía nacional.
La ampliación del histórico puerto cubano, en la entrada del golfo de México y frente a las costas norteamericanas, es uno de los proyectos de desarrollo económico más ambicioso de Iberoamérica. La oferta es espectacular: 465,4 kilómetros cuadrados (casi 13 veces el tamaño de una ciudad como La Coruña) al oeste de La Habana, a menos de 50 kilómetros de la capital. Empresarios de medio mundo se han interesado desde hace meses por esta zona de desarrollo. Norteamericanos, chinos, japoneses, brasileños, británicos y también españoles estudian diversas opciones para desembarcar en la isla caribeña, donde ya operan más de 200 firmas españolas y donde nuestro país lleva terreno ganado, pues ha mantenido las inversiones pese a los vaivenes políticos.

El gobierno cubano ha publicado la llamada cartera de oportunidades de inversión, la cual contempla cuáles son los sectores prioritarios en el país. Destacan el turismo, la alimentación, el transporte, la energía, las telecomunicaciones, las nuevas tecnologías, la construcción, la gestión de residuos, el comercio minorista, etc.

 

El Banco de España flexibilizará las provisiones exigidas a las entidades financieras que concedan créditos para proyectos empresariales en la isla, lo que se traducirá en menos riesgo para los bancos a la hora de financiar actividades en Cuba. También habrá mayor respaldo para las PYMES. La Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) modificará su política de cobertura de riesgos respecto a Cuba, lo que supone reanudar la cobertura que quedó interrumpida en 2000. El seguro de crédito a corto plazo se retomará con avales para proyectos de PYMES españolas comprendidos entre 250.000 y 1 millón de euros. Aunque las nuevas oportunidades de financiación facilitarán el salto de las empresas españolas a Cuba, las compañías nacionales ya están interesadas en invertir en la isla. Nuestras empresas quieren participar en los proyectos cubanos de energía, telecomunicaciones, transportes o infraestructuras alentados por los 246 planes prioritarios para el país para buscar inversiones extranjeras que ya ha publicado el Ejecutivo. A cambio, promete cambios fiscales y medidas liberalizadoras en el puerto de Mariel.

En próximos meses se podrían materializar nuevas inversiones de cadenas hoteleras españolas - copan ya el 90% del negocio - con el apoyo financiero de entidades también españolas, para los planes de desarrollo de la capacidad hotelera en la isla, sobre todo en el segmento de los 4 y 5 estrellas. Y la isla no dispone de suficientes plazas hoteleras para atender la previsible demanda de viajeros de todo el mundo y señaladamente de vecinos norteamericanos.

Destaca especialmente el interés entre las empresas españolas por invertir en energías renovables, área en la que España es líder, sobre todo en los casos de energía eólica y fotovoltaica y en el sector de la alimentación espera inversiones en la isla, teniendo en cuenta la creciente demanda de frutas, verduras, cárnicos y embutidos por el boom turístico.

En definitiva, sobrados argumentos que responden a las preguntas iniciales y que abren nuevas oportunidades a nuestras empresas. En este sentido, en Galicia tenemos la suerte de contar con una empresa especializada en el mercado cubano, Varela & Asociados. Con una larga trayectoria de relaciones con la isla y un profundo conocimiento de su cultura, su presidente, D. Raúl Varela, apuesta de forma clara y argumentada por las inversiones en dicho país, eso sí, con el adecuado asesoramiento, dadas las peculiaridades propias de un país como Cuba. Tras años asesorando a empresas españolas de ámbitos tan diversos como las telecomunicaciones, la alimentación, las nuevas tecnologías, la construcción, la energía o el turismo, desde el grupo Varela & Asociados recomiendan decididamente apostar por un mercado en clara expansión. Es ahora un momento excelente para reforzar las posiciones existentes y también para invertir en un mercado que va a dar muchas oportunidades y alegrías a los españoles que crean y confíen en él.

¿La apertura cubana se traduce en nuevas oportunidades de negocio?
Comentarios