La agresión a Montoro se eleva a un enfrentamiento entre Interior y Gobierno catalán

El ministerio piensa que pudo haber "negligencia" en el dispositivo y la Generalitat culpa al PP. Mossos y populares se intercambiaron reproches sobre quién había sido el responsable.

La agresión a Montoro se eleva a un enfrentamiento entre Interior y Gobierno catalán

El ministerio piensa que pudo haber "negligencia" en el dispositivo y la Generalitat culpa al PP. Mossos y populares se intercambiaron reproches sobre quién había sido el responsable.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha dicho que el consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, le anunció el miércoles que indagará sobre el ataque al coche del ministro Cristóbal Montoro tras un acto del PP en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), y ha confiado en que se aclare así si hubo "negligencia" en el dispositivo de seguridad. Por su parte, el Gobierno catalán achaca a "una disfunción" de la seguridad de Montoro el ataque contra su coche.

"Tengo un máximo respeto por la institución de los Mossos d'Esquadra. Los Mossos reciben órdenes y las acatan", ha dicho este jueves en rueda de prensa en la sede del PP de Lleida, donde también se ha reunido con dirigentes del partido en la provincia, y mientras le aguardaban ante el edificio 30 activistas de la PAH. Para él, "lo que está claro es que algo falló. Había unas macetas que no las retiraron", en referencia a que esos objetos impedían el paso del coche oficial, donde también viajaba la líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho.

Fernández ha afirmado que su partido sufre agresiones en Cataluña por el clima "independentista" además de las protestas que pueda provocar la crisis y la gestión económica del Gobierno central.

Por su parte, el consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha achacado los incidentes contra el ministro Cristóbal Montoro y la líder del PP catalán, Alícia Sánchez, tras un mitin del PP en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) a "una disfunción" del equipo de seguridad de los populares y ha defendido el dispositivo de seguridad de los Mossos d'Esquadra.

En declaraciones a los medios este jueves, Espadaler ha explicado que hubo un "desencuentro" con el equipo de seguridad del ministro y de Camacho porque no avisaron a los Mossos cuando salieron del recinto, informaron de que saldrían en una dirección y tomaron la contraria y no esperaron a que llegara una tercer furgón antidisturbios. Ha asegurado que "no ha habido ni pasividad ni negligencia por parte de los Mossos d'Esquadra" ya que organizaron un operativo policial correctamente dimensionado, que constaba de 14 efectivos de orden público, 12 de seguridad ciudadana y unos 30 de Información, más los que se pidió de refuerzo, frente a unos 60 manifestantes.

Un detenido y cinco identificados

Por su parte, los Mossos d'Esquadra han identificado a cinco personas además de la que detuvo el miércoles por la noche por el ataque al coche del ministro Cristóbal Montoro y de la líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, a la salida de un acto electoral en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Lo ha dicho el consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, en declaraciones a los medios a raíz de la polémica sobre la seguridad durante el acto.

El detenido es un hombre al que atribuyen un atentado a la autoridad ya que golpeó a un policía en unos incidentes posteriores en Vilanova contra otro coche del PP --que no pertenecía al convoy en el que iba Montoro--, aunque se cree que también puede estar vinculado al ataque al ministro. Se prevé que declare ante un juez de Vilanova este mismo jueves y que, además de por atentado, pueda quedar imputado por los altercados. Los cinco identificados sí están presuntamente vinculados de forma directa con los altercados contra el coche en el que viajaban Montoro y Camacho.

El consejero ha confirmado que este jueves el PP ha presentado a las 11 horas una denuncia formal por estos hechos en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Vilanova i la Geltrú, como el partido había anunciado.

La agresión a Montoro se eleva a un enfrentamiento entre Interior y Gobierno catalán
Comentarios