Buscar

Cuatro errores comunes que las parejas cometen al besar

Los besos son la puerta de entrada a cualquier encuentro íntimo por eso conviene prestarles especial atención.

Cuatro errores comunes que las parejas cometen al besar
Beso entre pareja. / panamapuntocom.com
Beso entre pareja. / panamapuntocom.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Los besos son la puerta de entrada a cualquier encuentro íntimo. Son el preludio a un encuentro excitante y pasional, y la forma perfecta de conectar con la pareja. Aunque nadie tiene la receta secreta para convertirse en el gurú de los besos, existen ciertos errores comunes que conviene evitar. Veamos algunos:

> Velocidad. Besar no es una carrera. Uno de los errores que suelen cometer las parejas a la hora de compartir su boca con el otro es ser excesivamente pasional o veloz. La recomendación entonces es medir la fuerza y el ritmo que se emplea a la hora de besar. Es cierto que dependiendo de la ocasión la intensidad de los besos puede variar, pero lo que no debemos permitirnos es que este encuentro se convierta en un maratón.

> Demasiada lengua. No es necesario meter la lengua hasta la garganta del otro para que un beso sea placentero. Aunque utilizar la lengua pueda resultar muy sensual, a la hora de besar es indispensable medir hasta qué punto este hecho puede dejar de satisfactorio para convertirse en una pesadilla.

> Centrase solo en la boca. Junto con el beso deben venir otras acciones, como las caricias, los apretones y los abrazos. Limitarse tan solo a la boca es un error al que debería prestarse especial atención para corregirlo. 

> Hacer ruido. No significa que los besos deban ejecutarse bajo estricto silencio, pero un exceso tanto del típico sonido succionador como demasiados gemidos de placer, puede entorpecer la jornada y perturbar la pareja. Lo ideal es siempre apostar al término medio, donde los sonidos y el goce estén perfectamente combinados con el momento íntimo que se está viviendo.