Buscar

Una vacuna para la adicción a los opiáceos está aún muy lejos de ser realidad

El secretario de Salud y Servicios Humanos de EEUU, Tom Price promocionó esta semana la posibilidad de una vacuna para ayudar con la adicción a los opiáceos. Algo que los expertos niegan.

Una vacuna para la adicción a los opiáceos está aún muy lejos de ser realidad
La exitencia de una vacuna masiva aún es un sueño por realizar. / RRSS
La exitencia de una vacuna masiva aún es un sueño por realizar. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Tom Price, secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, ha mencionado la posibilidad de una vacuna que asista en la adicción a los opiáceos en ese país y en otras partes del mundo. Pero los que están en primera línea dicen que estos productos no están cerca de una realidad.

La investigación puede ser emocionante, dicen los expertos que trabajan en una vacuna, pero advierten contra el exceso de esperanzas en que alcanzar una vaya a llegar pronto, porque las vacunas están años lejos de la producción en masa. Incluso en momentos en que el presidente Donald Trump declarando la epidemia de opioides como una verdadera emergencia. 

De hecho, ninguna vacuna para la adicción a los opioides se ha probado en seres humanos. Debería haber pruebas de fase 1, fase 2 y fase 3, antes de que cualquier producto pudiera llegar a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para su aprobación, suponiendo que mostrara resultados prometedores.

Hay que considerar además que cualquier vacuna para la adicción sería terapéutica, no preventiva, significando que sería utilizada para la gente que lucha ya con adicción. Los médicos no inmunizarán en masa a un grupo entero de niños por ejemplo. Durante una conferencia de prensa sobre la epidemia el martes, Price enumeró varias iniciativas que el gobierno está llevando a cabo para ayudar a combatir la creciente crisis.

 Aplaudió la investigación realizada por los Institutos Nacionales de Salud: "Una de las cosas excitantes en las que están trabajando es una vacuna contra la adicción, lo cual es increíblemente emocionante". Y lo es, pero una declaración tan a la ligera suele generar expectativas elevadas que no serán satisfechas en el futuro cercano.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a suscribirte a otros análisis de Sociedad